s

Bulgari Octo recibe un “facelift”, además de nuevas referencias en Octo Roma y un torbellino

Bulgari Octo es básicamente el referente del hombre en cuestión de relojería para Bulgari. Octo nació en 2012 y a partir de ahí ha conquistado un éxito rotundo en respuesta a las increíbles formas que presentó su caja desde el origen.

Octo L´Originale 

En 2018 la firma ha decidido revitalizar a este best-seller mediante la adición de titanio a sus cajas y con una escala taquimétrica totalmente visible en el bisel para su calibre de cronógrafo.

El titanio se incorpora a la línea gracias a la ligereza de su construcción, pero también a que es más duro y atemporal que una caja de acero. Asimismo, su color natural es más elegante y a la vez deportivo, por lo que resulta increíble contar con él en la colección más varonil de los últimos años.

Dos ejecuciones: 3 manecillas con fechador (calibre Solotempo BVL 191) y el emblemático cronógrafo, que vibra gracias al motor automático BVL 328 de alta frecuencia y escape de silicio (El Primero 400 de Zenith).

Octo Roma

Ideal para quienes desean un reloj mucho más tradicional, esta caja tuvo su presentación justo el año pasado, y replica la pureza del cuadrado y el círculo en una misma ecuación. La línea recibe nuevas animaciones de carátula y configuraciones de brazalete en oro y acero, acero y correa de piel de cocodrilo. En el interior vibra el calibre Solotempo de precisión máxima a 4 Hz, mientras que continuará haciéndolo durante 42 horas.

Octo Tourbillon Sapphire

Una magnífica pieza que utiliza la caja de Octo Roma desarrollada en titanio y titanio recubierto con DLC negro y carrura de cristal de zafiro. La idea de esta pieza es incorporar un torbellino de 60 segundos y arroparlo de la transparencia del zafiro junto con la tecnología de iluminación ITR2, un material que posee nanotubos de carbono con SLN, un material luminoso de alta tecnología que brillará cuando las condiciones de luz “desaparezcan”. El calibre es el BVL 206, un movimiento mecánico de remonte manual finamente decorado, y que podrá ser admirado prácticamente desde cualquier ángulo. Se abraza al pulso mediante una correa de piel de cocodrilo revestido con caucho y destacado con pespuntes color azul.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: