Bugatti & Parmigiani, misma filosofía

PFC329-3400600-HE3132_rectangleNo cabe duda que las historias que forman una gran empresa a menudo pueden coincidir, y más cuando se trata de empatar la visión de la alta relojería con la de la mecánica más fina y poderosa del planeta. Resulta que la marca nace hace bastantes ayeres, es decir: 1909 gracias a la visión de Ettore Bugatti. Su nombre “italianísimo” en realidad denota la internacionalización de un modelo surgido directamente de la empresa francesa de automóviles bajo la bandera: “Nada puede ser demasiado hermoso, nada puede ser demasiado costoso”. 

La armadora entonces comenzó con su camino a la leyenda, utilizando enormes propulsores que jamás limitarían su espacio a favor de mejores consumos, de lo que se trata es de ir rápido, pero también de verse increíbles. Así pues, los bólidos Bugatti necesitaban un socio que pudiera ejemplificar esta misma visión a partir de la medición PFC329-3405600-HC6032_rectangledel tiempo, es decir, un reloj, y para ello buscaron a principios del siglo XXI a la manufactura con sede en Fleurier llamada Parmigiani.

¿Por qué Parmigiani?

Necesitaban una visión joven, pero cargada de espíritu artesanal, y que además fuera libre de crear y jugar con el producto a favor de una creatividad incuestionable. Así pues el movimiento era lógico y Parmigiani Fleurier puso manos a la obra al presentar la primera colección Bugatti en el 2001, misma que se ha caracterizado por obedecer a la esencia de su fundador.

Hoy presentamos el más reciente instrumento relojero producto de dicha asociación: Parmigiani Fleurier Bugatti Aerolithe. Su movimiento automático calibre manufactura, no solo exhibe el paso de las horas, minutos y segundos, sino que también presenta un fechador en punto de las 6 h y, fiel a su estilo pionero, coloca los pulsadores del cronógrafo flyback en el perfil de los cuernos mismos de la caja entre las 10-11 y 7-8 horas. Una dualidad de referencias podrá ser adquirida con carátula azul y correa a juego con vivos rojos, o si lo prefiere, con un dial verde y correa de becerro Hermès color oro.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: