Breguet, Innovaciones que marcan la historia

Así lleva por nombre la exposición que, año con año, la casa de alta relojería más innovadora en la historia lleva a cabo en las instalaciones de la Cité du Temps de Ginebra. Este año Breguet presentará ocho de sus invenciones más importantes, aquellas que determinaron el rumbo de toda una industria dentro del marco de la tecnología.

La importancia de este evento requiere de la figura de Mark A. Hayek, Presidente y Director General de Montres Breguet, quien dará inicio a la exhibición que “simplifica” más de 200 patentes desde 1775 y que evoca las contribuciones de la marca, rinde homenaje a su fundador y fortalece la nueva dirección a lo largo de más de 200 años de desarrollo relojero: tourbillon 1801, primer reloj de pulsera 1812 para la Reina de Nápoles, primer reloj de remontuar sin llave (corona) 1830, reloj de doble huso horario instantáneo, reloj a 72,000 a/h y –finalmente– el pivote magnético, cuyos campos compensan al eje del volante para corregirse automáticamente, dicha innovación puede verse realizada en el Classique Chronometrétrie, y es por ello que hemos seleccionado el previo de Baselworld 2014 para ilustrar y dar vida a esta nota.

Classique Tourbillon Automatique // Movimiento:  mecánico automático extra-plano con tourbillon / Calibre: 581DR / Frecuencia: 4 Hz / Reserva de marcha: 90 horas / Caja: 42 mm de platino / Carátula : oro de 18 quilates decorada a mano según cuatro patrones diferentes / Correa: piel de cocodrilo negro.

Classique Tourbillon Automatique // Movimiento: mecánico automático extra-plano con tourbillon / Calibre: 581DR / Frecuencia: 4 Hz / Reserva de marcha: 90 horas / Caja: 42 mm de platino / Carátula : oro de 18 quilates decorada a mano según cuatro patrones diferentes / Correa: piel de cocodrilo negro.

Se trata de un reloj que incorpora uno de los movimientos mejor desarrollados y arropados de la industria, tourbillon, silicio para el escape y espiral y, por si esto no fuera suficiente, una patente de barrilete “high-energy” que lo hará trabajar a 4 Hz durante 90 horas, cuando menos, que carga de manera bidireccional gracias a un rotor oscilante de platino.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: