Blanco y Negro para el Datograph de A.Lange & Söhne

Tras la recuperación de la marca que fundara su bisabuelo, Walter Lange emprendió una lucha contra todo pronóstico a fin de revivir la historia que desarrollara su familia y que fuera golpeada por las crisis y conflictos bélicos de la Alemania del siglo XX.

Así, en 1994 presentaba la primera colección de una nueva era, el siguiente capítulo de la relojería de Glashütte con apellido Lange, y cinco años más tarde el primer cronógrafo de la Casa bajo esta renovada directiva, su nombre: Datograph.

El reloj se convirtió rápidamente en un ícono, pues en la actualidad prácticamente ningún crono cuenta con un diseño tan distinguido como éste; su gran fechador en punto de las 12 roba la atención, mientras que su totalizador de minutos saltante no perturba la marcha del cronógrafo guiado a partir de una mecánica que cuenta con rueda de pilares y función flyback, asimismo 2012 marcó el año de la renovación para el Datograph, incluyendo un indicador de reserva de marcha a las 6 h conocido como Up/Down.

A. LANGE SOHNE

Una de las complicaciones más desestimadas de la horología es también una de las más complejas, más cuando la Casa que la produce respeta los códigos tradicionales en su construcción y le dota de capacidades adicionales como la función de retroceso (vuelta a cero) a fin de garantizar una segunda medición sin pérdida de tiempo.

El motor

Calibre L951.6 de remonte manual, latirá a una frecuencia clásica de 18,000 alternancias por hora, mientras que su órgano regulador consta de una espiral de producción in-house y un volante con contrapesos excéntricos con sistema de ajuste.

Exclusiva estética y construcción

Albergado en caja de platino, y con un diámetro de 41 mm, la carátula –de plata sólida– se presenta en color negro, mientras que los contadores destacan en el color natural de este metal, a juego con manecillas doradas rodinizadas y trotadora en acero rodinizado. La pieza se abraza mediante una correa de piel de caimán cosida a mano color azul-gris con broche Lange hecho de platino.

Galería

Ideal para tomarlo sobre un piano o recostado en la arena, A.Lange & Söhne nos cautiva con una sesión fotográfica excepcional, elegante y muy puntual…

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: