Bell & Ross BR-X1 White Hawk, y Tourbillon White Hawk

Bell & Ross goza de un apego fundamental a la industria de la aviación, básicamente es motivo de su surgimiento y principal fuente de inspiración de su Director Creativo y Fundador Bruno Belamich.

En esta ocasión, la rama de la aeronáutica que exploraremos y que da el eje de generación para este par de relojes es la aviación civil. Y es que en ella se explora una rama comercial que conecta al mundo y que hace posible el crecimiento y desarrollo entre ciudades.

En este sentido contamos con dos instrumentos de precisión que responden a las líneas BR-X1 y BR-X1 Tourbillon White Hawk (halcón blanco), y en el que observamos una estética por demás distinguida, además de una carátula calada que permite admirar la mecánica de la pieza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

BR-X1

Está dotado del calibre de cronógrafo mecánico automático BR-CAL.313 con puente superior en forma de “x”, y de una frecuencia de 28,800 alternancias por hora. Esta referencia indica las horas, minutos y segundos, al tiempo que vibra al interior de una caja de titanio pulido con chorro de arena y combinación de cerámica blanca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

BR-X1 Tourbillon White Hawk 

El calibre BR-CAL.283 (Concepto) posee un tourbillon volante de remonte manual, además de contar con un mecanismo de cronógrafo monopusher con rueda de pilares conformado por 282 componentes. Al igual que su “hermano menor” goza de una caja de 45 mm de diámetro hecha de titanio con carrura de cerámica blanca.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: