Bell & Ross BR V1-92 Military

Desde sus inicios Bell & Ross trazó una visión general estética y de producto inspirada en uno de los temas más polémicos y fascinantes del la cultura humana: la guerra.

Y es que póngase a repasar, la mayor cantidad de desarrollo, tecnologías e invenciones del mundo son producto de un ambiente combativo, belicoso. Bell & Ross asume estos códigos y pilares para el desarrollo de relojes que apelen, en sentido positivo, a los instrumentos desarrollados en el marco de la Primera y Segunda Guerra.

Producto de ello, BR V1-92 Military replica los relojes de precisión empleados en la segunda mitad del siglo XX, en donde la horología se portaba en el pulso y las cajas eran de tamaño reducido, en comparación con lo que hoy apreciamos de la relojería contemporánea.

Contamos con una caja de 38.5 mm de acero pulido y satinado, con carátula negra e índices recubiertos con SuperLumiNova® beige. Mientras que agujas de hora y minutos también exhiben este mismo tratamiento luminiscente. El cristal es ultraabombado de zafiro y posee tratamiento antirreflejos. El conjunto es hermético hasta los 100 metros y se abraza al pulso mediante una correa de cuero marrón con hebilla de ardillón.

En cuestión mecánica, el calibre automático BR-CAL.302, vibra a una frecuencia de 28,800 a/hora con total precisión y funcionalidad, a fin de entregar energía suficiente y exhibir las funciones de: horas, minutos y segundos, además del fechador expuesto a las 4:30 horas.

Detalle militar, la graduación no ubica las horas, sino los minutos, un lenguaje muy particular de quienes han combatido en misiones bélicas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: