Baselworld 2016, Chronoswiss

Disfrutamos de una agradable plática-entrevista con uno de los CEO´s más apasionados de la industria, Mr. Oliver Ebstein nos recibió en la que es –literalmente– su Casa, ya que junto con su esposa decidió perseguir el sueño de adquirir una Manufactura relojera hace apenas cuatro años.

Hoy el producto es aprobado-revisado directamente por él, quien está enfocado a tomar parte de las decisiones totales de la marca: sea en diseño, producción, precio, etcétera. Pero ya abundaremos en el tema más adelante. Este año se centra en la colección Regulator, emblemática de Chronoswiss, en una extensión de gama que habla a los jóvenes gracias a tratamientos como el DLC para la caja, y también a una carátula muy particular que es nombrada “Flying Regulator” debido a su construcción tridimensional con base en dos placas de plata en. Aparece en la línea hora saltante “Regulator Jumping Hour” (Albergado en una caja de 40 mm de diámetro y animado por un calibre C.283 de remonte automático)…

… y en la colección Regulator Manufacture (propulsado por el calibre C.122  para la indicación de las horas en punto de las 12, minutos centrales y segundero a las 6 horas.

Asimismo, tres referencias más se ofrecen bajo el nombre Regulator Classic, que se inspira en las competencias de motor, específicamente en el rally. El movimiento C.291 entrega una reserva de marcha de 38 horas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Destaca el acabado recibido en la carátula, así como las diferentes configuraciones para el material de la caja y juego de tonalidades entre las correas con textura tipo fibra de carbón, el acero, oro y acero con DLC negro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por otro lado, la extensión de la gama en Timemaster 150, introduce una referencia de acero con PVD y un calibre C.287 al interior, la carátula es azul, a juego con el strap. La última de las novedades aparece bajo esta colección con mecanismo esqueletizado, que late al interior de una caja de oro rosa de 18 quilates.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: