Ballon Bleu de Cartier irrumpe en la alta relojería

Screen shot 2014-02-13 at 1.45.10 PMLa Maison eleva el azul al rango de valor absoluto. Omnipresente, el azul profundo de la carátula en esmalte del Ballon Bleu de Cartier 39 mm Tourbillon Volante refuerza con elegancia la esencia misma de su nombre.

Un clásico de la relojería

Desde 2008, el reloj Ballon Bleu de Cartier equipado con el calibre con tourbillon volante existía únicamente con un diámetro de 46 mm. Con su nueva caja de 39 mm, el reloj Ballon Bleu de Cartier Tourbillon Volante se distingue por su singular elegancia.

Sus dimensiones están destinadas a aquellos hombres que buscan un reloj dotado de un tourbillon moderno, de proporciones contenidas y caracterizado por sus líneas delicadas y una gran comodidad en su uso.

Esmaltado, técnica más viva que nunca

Ballon Blue de Cartier 39mm Flying tourbillonDotado de una carátula excepcional en esmalte azul profundo, el reloj Ballon Bleu de Cartier 39 mm Tourbillon Volante se inscribe en la tradición de los relojes de sobremesa con carátulas en esmalte de principios del siglo XX. Un savoir-faire que consiste, en primer lugar, en realizar un guilloché motivo radiante en una placa de oro blanco de 18 quilates, que luego es recubierta con varias capas de esmalte translúcido.

En forma de polvo, hay que elegir cuidadosamente la textura, la composición y el color para lograr una apariencia homogénea y satisfactoria tras la cocción. La precisión de las temperaturas durante la etapa de horneado condiciona la totalidad del proceso. Esta etapa es aún más delicada si tomamos en cuenta que la carátula presenta un corte a través del cual se visualiza la jaula del tourbillon volante. Una vez enfriada, la carátula se adorna con un juego de materias y luminosidad que se ejerce entre la transparencia de la capa de esmalte, la textura del guilloché y el refinamiento del azul.

El Reloj Ballon Bleu de Cartier 39 mm Tourbillon Volante en esmalte cuenta con el certificado “Sello de Ginebra”. Su calibre 9452 MC es ensamblado y ajustado en los talleres de Cartier en la ciudad de Ginebra, según los criterios de excelencia más exigentes.

El Ballon Bleu de Cartier 39 mm Tourbillon Volante en esmalte azul, celebra con elegancia y creatividad el estilo único de la Maison Cartier.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: