¡A toda velocidad! OMEGA Speedmaster Racing Master Chronometer

OMEGA Speedmaster surge de la visión de la compañía por contar momentos importantes que retaban a la mecánica para mejorar en precisión y robustez. Así nace “Speedy”, un clásico que sabe bien cómo reinventarse.

Introducido en 1957 como cronógrafo enfocado en el deporte motor, se trata del primer crono de pulsera para pilotos profesionales, y con la incorporación de sus mecanismos confiables y sofisticados, también se ganó ser utilizado como instrumento de precisión para los Juegos Olímpicos. Asimismo conocemos su papel fundamental en la precisión astronáutica.

Cada Speedmaster mantiene la personalidad y el estilo de diseño que inspiraron los modelos anteriores. En el nuevo Speedmaster Racing Master Chronometer, esto resulta totalmente evidente en cuanto se le observa. El distintivo estilo de la escala de minutos apareció por primera vez en un modelo Speedmaster de 1968. Unido a la tradición del Speedmaster para carreras de coches, vuelve con otras características exclusivas y elegantes.

Este modelo Speedmaster Racing Master Chronometer luce una caja de 44.25 mm en oro Sedna™ de 18 quilates, con pulsera de piel azul. El bisel incluye un aro cerámico azul y la famosa escala taquimétrica en Ceragold™, un material patentado que fusiona la cerámica con el oro para brindar prestaciones de imperturbabilidad.

En la carátula azul luce un cepillado especial, mientras que hay una escala de minutos en estilo racing que da al reloj su nombre. Hay también dos subcarátulas azuladas y, a las 6 h, una ventana de fecha que armoniza con el color del dial. Las agujas horarias y los índices en punta de flecha son de oro Sedna™ de 18 quilates con Super-LumiNova blanco.

Mecánica de precisión y excelencia

El reloj incorpora el calibre OMEGA Co-Axial Master Chronometer 9901, un cronógrafo automático con rueda de pilares y escape Co-Axial. Entre otras características, es resistente a campos magnéticos hasta de 15,000 gauss, tiene una espiral de silicio, y es alimentado por dos barriletes montados en serie, que le conceden una amplia reserva de marcha de 60 horas. Posee función de huso horario visible a las 3 h, mientras que luce totalizadores de 12 horas y 60 minutos. Tanto el rotor como el puente del volante están hechos de oro Sedna™ de 18 quilates con acabado Côtes de Genève en arabesco. Cuenta con certificado del máximo nivel en el sector, otorgado por el METAS, el cual garantiza un rate de precisión de +5 segundos de desviación diaria, dos veces más preciso que el COSC.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: