A. Lange & Söhne Triple Split: el rey de los cronógrafos

La cronometría es entendida como la rama de la física que se ocupa de medir el tiempo, y los relojes básicamente constituyen una herramienta de la cronometría. Pero sabemos que son mucho más que eso, más cuando nos referimos a aquéllos que se producen en Glashütte y que están firmados por A. Lange & Söhne.

Como buenas máquinas alemanas, estas piezas son desarrolladas a detalle y no se admiten imperfecciones. Recuerdo que Walter Lange (q.e.p.d.) comentó en entrevista para Watches World que la excelencia estaba peleada con la inmediatez. Así es Lange, la firma que recuperó tras la caída del Muro de Berlín y que hoy representa mejor que nunca este mensaje de perfección a partir de piezas como ésta.

Triple Split

Única en su especie, esta pieza es capaz de medir y comparar dos eventos simultáneamente hasta por 12 horas de duración. Y si parece que la explicación se lee razonablemente sencilla, créame que ejecutarlo no lo es.

Tras la presentación del Double Split en 2004, Anthony de Haas, Director de Producto en A. Lange & Söhne, se sintió “fastidiado” de no poder medir tiempos secundarios por más de un minuto, rattrapante convencional; y por más de 30 minutos, Double Split. Así que puso manos a la obra y quiso entregar un nuevo capítulo en el apartado de cronógrafos splitseconds.

¿Cómo funciona?

Un cronógrafo tradicional de rattrapante tiene dos agujas de cronógrafo superpuestas, que parecen una hasta que se utiliza la función. Cuando se da inicio al crono ambas “galopan” a la misma frecuencia a través de la carátula hasta que se presiona el pulsador del rattrapante. En este momento una de ellas se detiene, mientras la otra sigue su curso. Entonces se puede realizar el cálculo de una acción que dio inicio: un corredor que parte de la línea de salida, y uno más que arranca segundos más tarde; para ello se debe llevar una bitácora o consultar con los totalizadores secundarios de minutos y horas, si es el caso. Al accionar nuevamente el pulsador del rattrapante, la aguja detenida “alcanza” a la que continúa su marcha y vuelve a colocarse a ritmo. Con cierto orden y anotaciones, básicamente pueden contarse eventos dobles sin problema alguno, mientras éstos no superen la barrera del minuto o de los 30 minutos anteriormente citados.

También te puede interesar   SIHH 2016 ¡¡¡Arrancamos!!!

Sin embargo, nunca se había hecho un Triple Split, que le permite dividir horas y minutos, así como segundos, además de ser un cronógrafo flyback. La razón es que tan solo construir un rattrapante convencional, es un reto de creación y montaje.

Con el Triple Split se controlan tres pares de agujas de manera sincronizada o independiente, ya que cada mecanismo de rattrapante dispone de dos agujas sujetas a árboles interconectados. En este mecanismo la disposición se triplica: dos agujas para el segundero, dos agujas para el totalizados de minutos y dos más para el de las horas; los árboles con múltiples capas exigen que el relojero ensamble la pieza de manera delicada y con paciencia extrema, es por ello que solo habrá 100 piezas de este icono de la relojería deportiva.

¿Por qué lo hicieron?

Porque pueden, o porque les dijeron que no era posible. Anthony de Haas también confió a Watches World que su complicación preferida es el cronógrafo, al igual que la de Wilhelm Schmid, CEO, por lo que los astros se alinearon y se pusieron a trabajar.

Estética

Con el sello de la Casa, la firma desarrolla relojes que cumplan con el propósito central para el cual fueron creados. La carátula luce un color antracita que contrasta con las agujas rodiadas o azuladas para las indicaciones del crono. El segundero pequeño aparece a la izquierda, la reserva de marcha se muestra a las 6 h y los totalizadores de horas y minutos lucen agujas a juego, una manera lógica de entregar la información. La referencia presenta una escala taquimétrica en la periferia del dial, mientras que todo está enmarcado en el interior de una caja de oro blanco de 43.2 mm de diámetro y 15.6 mm de espesor. Se abraza al pulso por medio de una correa de piel de cocodrilo color negro con hebilla desplegable de oro blanco de 18 quilates.

También te puede interesar   Manchester United, Cronometrado por TAG Heuer

Mecánica

En el interior se exhibe el nuevo calibre L132.1, desarrollo de manufactura. Tiene 30.6 mm de diámetro, 9.4 mm de espesor y entregará una marcha a 3 Hz (21,600 a/h) durante 55 horas. Los acabados son lo que uno espera de una pieza de esta categoría y mucho más, ya que están desarrollados en maillechort (German silver) para una coreografía que involucra a puentes y platina. Asimismo, un mecanismo aislante patentado desarrollado por la firma sajona, impide la caída de la amplitud, que sucedería al accionar la función del rattrapante, en consecuencia, del rozamiento de los componentes.

Para qué funciona

A. Lange & Söhne no comparte el ejemplo del triatleta alemán Jan Frodeno, quien el pasado 17 de julio de 2016 marcó un nuevo récord mundial en larga distancia con tiempo de 7 horas, 35 minutos y 39 segundos divididos en: 3.8 kilómetros de nado, 180 km en bicicleta y 42.2 km a pie. Esta medición la habría podido hacer un cronógrafo tradicional; no obstante, si quisiéramos conocer los tiempos del segundo lugar −el británico Joe Skipper−, solo habría una referencia capaz de marcar la diferencia de 20 minutos y 44 segundos posteriores.

También te puede interesar   Las joyas de Chopard también brillan en Baselworld 2016

Fechas importantes para el cronógrafo Split Seconds:

  • –Louis Moinet desarrolló el primer cronógrafo en 1815-1816, también instituyó la alta frecuencia, ya que su “contador de terceros” vibra a 216,000 alternancias por hora.
  • –Nicolas Rieussec patentó su sistema de cronógrafo en 1821, el primero en llamarse cronógrafo.
  • –Louis-Frédéric Perrelet diseñó un reloj con doble segundero, que podía ajustarse para medir tiempos secundarios. Se le considera el predecesor de los sistemas modernos de rattrapante (1827).
  • –En 1836, Joseph-Thaddeus Winnerl desarrolló una leva que mandaba a cero la aguja trotadora, mecanismo conocido como flyback. Asimismo, dos años más tarde presentó un cronógrafo con rattrapante e indicación del tiempo dividido y un sistema para resetear las agujas del crono.
  • –2004: A. Lange & Söhne presenta su Double Split, capaz de comparar eventos secundarios hasta por 30 minutos.
  • –2018: A. Lange & Söhne Triple Split, el primer cronógrafo mecánico de aguja rattrapante capaz de comparar tiempos cronometrados hasta por 12 horas.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: