A. Lange & Söhne 1815 Chronograph de oro rosa

A. Lange & Söhne es conocida por su altísima calidad de selección de materiales, básicamente emplea oro amarillo, blanco, rosa, platino y oro miel patentado (Honey Gold) para la construcción de sus relojes. Algunas pocas, muy pocas piezas están desarrolladas en acero inoxidable, pero son las menos.

Asimismo, la firma es fiel a la construcción de referencias que brinden lo mejor de la relojería tradicional, por lo que el respeto por el nivel de acabados en el calibre y en la concepción misma del producto es máximo. La pieza vibra a una frecuencia de 18,000 alternancias por hora y lo continuará haciendo durante 60 horas de autonomía.

 

1815 Chronograph 

En esta ocasión compartimos con usted, amable lector, la última ejecución de su cronógrafo 1815 desarrollada en oro rosa, referencia que responde a lo que sus retailers demandaron de la firma.

También te puede interesar   La leyenda de Breitling retoma el vuelo

Esta importante pieza de la relojería deportiva de la firma de Sajonia posee ya un calibre de cronógrafo de remonte manual con rueda de pilares para la transmisión del cronógrafo y función de vuelta atrás (Flyback). Con ello se indica que es una pieza que gusta mucho a los coleccionistas de cepa, quienes tendrán posibilidad de tenerlo en oro rosa (rojo, como le llama la firma).

La trotadora central del cronógrafo se inicia con un pulsador situado a la altura de las 2h y da el tiempo cronometrado con la precisión de un quinto de segundo. La función flyback permite realizar de manera inmediata varios cronometrajes consecutivos: al accionar el pulsador situado a las cuatro horas vuelven a cero tanto el totalizador de los segundos como el de los minutos del cronógrafo, iniciándose instantáneamente el siguiente cronometraje. La caja es de 39.5 milímetros de diámetro, y en el reverso de la pieza se observa un fondo de cristal de zafiro que permite admirar la belleza del calibre.

Finalmente, posee una escala pulsométrica, ideal herramienta para poder conocer la frecuencia cardiaca de cualquier paciente. Para ello se detiene el tiempo mientras se cuentan 30 pulsaciones. La aguja central del cronógrafo da la frecuencia cardíaca en pulsaciones por minuto en la escala dividida en 40 a 200 pulsaciones.

Disponible con un par de carátulas: negra y plateada, los números árabes y la escala de ferrocarril nos recuerdan a los códigos de la colección 1815, en honor a la fecha de nacimiento de Ferdinand Adolph Lange, fundador.

También te puede interesar   TAG Heuer Connected y Kingsman: The Golden Circle serán los próximos protagonistas en las pantallas del cine

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: