1969: con historia relojera…

Fue en este año cuando ocurrieron grandes acontecimientos para la humanidad. Uno de ellos, quizás el más importante, fue la llegada del hombre a la Luna el 21 de julio. Muy conocida es la frase que Neil Armstrong pronunciaría: “Éste es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Si pudiéramos adecuar la memorable oración a la relojería, probablemente ésta mencionaría a “El Primero de Zenith”.

En 1969, la firma marcó un hito en el plano de la relojería mecánica: el primer movimiento de cronógrafo automático integrado había sido lanzado al mercado. Dicho calibre fabricado en serie, daría vida al legendario reloj deportivo de nombre El Primero, cuya traducción -según la marca- de su idioma original (esperanto), significa: movimiento de élite.

El-Primero-Chronomaster-1969-profile

Su perfil “satinado” es demuestra la ergonomía de su diseño

Baselworld 2012, representó para Zenith un año de cristalización a favor de la importante labor de su CEO, Jean Frédéric Dufour, al mando de la compañía propiedad de LVMH. Con ello, la presentación de El Primero Chronomaster 1969, el cual condensa toda la genética de la firma con los históricos colores del emblemático modelo. La abertura de la carátula sobre el corazón palpitante de su excepcional movimiento, es también una innovación exclusiva de la Manufactura. Más allá de la estética, esta ranura deja entrever los latidos perfectamente sincronizados y la magia de los rodajes de un mecanismo extraordinario, considerado por muchos el mejor movimiento de serie del mundo.

La marca equipó al reciente modelo con un nuevo calibre: el Primero 4061, que al igual que en los demás movimientos El Primero, la frecuencia entrega 36,000 a/h y mide con precisión la décima de segundo, otorgando una excepcional reserva de marcha: 50 horas.

El nuevo cronógrafo de Zenith, pretende convertirse en la insignia de la Manufactura y en una pieza infaltable y sumamente confiable para los amantes de la relojería, que además es digna de mostrarse.

El-Primero-Chronomaster-1969-ambiance

El Primero Chronomaster 1969

 

Referencia: 27.00.2118.496

Calibre: 4061 El Primero

Movimiento: automático

Frecuencia: 36,000 a/h

Reserva de marcha: 50 h

No. de piezas: 282

Joyas: 31 rubíes

Funciones: horas, minutos y segundos; cronógrafo con dos contadores

Caja: 42 mm de acero / Cristal: zafiro por ambos lados

Carátula: rayos de sol plata con contadores bicolores / Agujas: rodio facetado con Super-LumiNova®

Correa: piel de caimán negra

Hermeticidad: 100 metros.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: