“Lady Tudor”, Lady Gaga se convierte en Embajadora de la marca, Born to Dare

Tudor ha sido una marca que se distingue por altos valores de emoción y particularidades. En este año ha decidido atreverse a llamar Embajadores de renombre que encarnen los valores de la firma.

Lady Gaga es una de las celebridades más talentosas de los últimos años. Su incomparable capacidad vocal se complementa con su talento histriónico y su competencia para escribir sus propias letras. Adicionalmente, toca guitarra y piano y monta espectáculos en vivo dignos de Super Bowl. Ha conquistado 6 premios Grammy, un Globo de Oro y posee ventas por más de 30 millones de álbumes vendidos.

De igual forma, Lady Gaga es activa en beneficios sociales a través de su fundación, que está enfocada a empoderar a la juventud de cara a un presente global altamente competitivo y demandante.

“Reivindicamos lo clásico, pero transgredimos el statu quo. Conservamos lo mejor del pasado: los mejores métodos de relojería, el mejor diseño; pero desafiamos los límites de la innovación. Hemos nacido con un propósito, hemos 2/6 superado las pruebas más extremas. Para los que están dispuestos a todo”.

Para los que afrontan sus miedos. Para los que se reinventan cada día. Un TUDOR es para los que se arriesgan.

Lady Gaga se suma a los All Blacks, Beauden Barret y David Beckham

Con este anuncio se adiciona un rostro femenino a la campaña Born to Dare, que busca exhibir un aspecto dinámico y atrevido de Tudor, bajo la visión misma de Hans Wilsdorf, que sentara las bases de la marca en 1926.

El reloj que acompañará a Lady Gaga es el Heritage Black Bay Red, que ha sido destacado con bisel unidireccional color bergamota, carátula negra e índices y agujas (snowflake) típicos de la marca. En el interior vibra el calibre MT5602, desarrollo de manufactura y el cual posee 72 horas de autonomía. Finalmente, se abraza al pulso mediante una correa textil de alta resistencia.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: