La importancia de 1815 para Lange

Ludwig van Beethoven

Ludwig van Beethoven

En este capítulo podemos destacar la invención del metrónomo, aparejo ideado para indicar el tiempo o compás de las composiciones musicales, inventado y presentado precisamente en este año (1815), mismo periodo del nacimiento de Ferdinand A. Lange. Hoy, a casi 200 años de la invención de Johann Nepomuk Mälzel, recordamos al “reloj del músico” como una de las innovaciones fundamentales de esta disciplina, debido a que su sistema era capaz de medir los intervalos del tiempo, ayudado por una espiral que mantenía oscilando un péndulo en vertical gracias a un contrapeso ajustable en el mismo, que permitía deslizarlo hacia arriba o abajo. Adicionalmente, una escala facilitaba ajustar dicha frecuencia. Imagínese usted, estimado lector, la composición de la música sin los intervalos determinados para los silencios y momentos de las melodías, no conoceríamos el Allegro, Adagio o Presto. 

Te invitamos a descubrir la relación de A. Lange & Söhne, el metrónomo y Ludwig van Beethoven a través de la siguiente galería:

 

 

 

 

Para poner en contexto uno de los más grandes genios musicales, nacido en Boon el 16 de diciembre de 1770, utilizó y apoyó públicamente la invención de Mälzel, al tiempo que hizo uso de sus virtudes para construir la 9a Sinfonía, sí, nos referimos a Ludwig van Beethoven, quien dio crédito al útil desarrollado y declaró –según testimonios– “mi metrónomo está enfermo y necesita restaurar su frecuencia constante con un relojero”. Le resulta familiar el término: oscilaciones ¡Exacto! El mismo movimiento que realiza la espiral sujeta al volante

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: