Perlas de Berger Joyeros, el lujo del amor

Las perlas sinónimo de belleza, delicadeza y feminidad, han sido por muchas generaciones el accesorio esencial para una mujer elegante y clásica. Ya sea para una noche especial o para un evento de día, Berger Joyeros ofrece la mejor calidad en accesorios atemporales.

Para poner en contexto, debemos indicar que el nacimiento de una perla (CaCO3) se produce cuando un cuerpo extraño, arena por ejemplo, ingresa en la superficie blanda de los moluscos que, a manera de protección, recubren la materia con nácar. Esta dualidad –al cabo de diez años culminará– en la formación de una perla natural que puede adquirir coloraciones dentro de una paleta de blancos, rosas, marrones, verdes, azules, amarillos negros o incluso algunos sin patrón definido, emulando a un arco iris.

Debido al tiempo, a la complejidad y a la colaboración natural de un ser que vive y crea, las perlas son un mineral sumamente apreciado por la industria del lujo y la joyería. Es sabido aquellas provenientes de los mares del sur: Australia, Nueva Zelanda y Filipinas, son las más apreciadas y valiosas en virtud de su calidad, rareza, tamaño y durabilidad, por lo que esta región surte gran parte de la materia prima a los mejores joyeros en el mundo.

El valor de una perla es determinado por su forma, color, lustre y tamaño, así como el nácar que se almacena dentro de la superficie del molusco. El blanco y el nácar son los colores más comunes, sin embargo, estos tonos se pueden modificar con el fin de crear un gama más amplia en la que se destacan las perlas rosas, verdes, moradas y azules.

Berger Joyeros, una de las marcas más prestigiosas en el mundo de la joyería, presenta su infinita gama de perlas y calabazos considerados como los más valiosos debido a su tamaño. El diseño de cada accesorio se caracteriza por la innovación en cada collar, pendientes, dispares, eslabones de pavé de diamantes y rombos concéntricos, los cuales lucirán su belleza tanto de día como de noche.

Acerca de 

Periodista apasionada por ejercer la actividad de informar y manifestarme en la opinión pública. El día que decidí dedicarme a esta actividad, coincidió con el momento en el que opté por compartir mis experiencias a través de mi visión particular del mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: