Charriol consiente a mamá y se prepara para el verano

A través de dos hermosas colecciones –St. Tropez y Tango– Charriol rinde un homenaje a las mujeres que nos dan la vida: a nuestras madres y se prepara para la llegada de la temporada más divertida del año: el verano. Excelentes opciones para regalar  o regalarse. ¡Conózcanlas!

Tango

A raíz de un viaje a Argentina, la directora creativa de Charriol, Coralie Charriol, se sintió inspirada por la pasión y el arte de la intensa danza argentina: el tango. Por ello, cada elemento de esta colección, es minuciosamente cuidado y trabajado a mano utilizando hilos de plata que tejen un motivo entrelazado.

Esta colección está compuesta de brazaletes, anillos, pendientes y collares trabajados en variantes de cable de acero y plata. Los brazaletes se presentan en tres estilos, con un cable de acero y plata, y otro cable negro con piedras negras de zirconia cúbica; así como en plata con un cable de oro rosado y piedras blancas de zirconia cúbica.

Por su parte, los anillos y pendientes a juego continúan con el tema entrelazado y se ofrecen en un trío a juego en plata y negro, oro rosado y blanco, o plata con un cable blanco y piedras blancas. Coordinando los pendientes y collares se puede hacer un impacto dramático, con anillos entrelazados colgados de una cadena de 45 cm.

St. Tropez 

El glamour del verano de St. Tropez ha sido plasmado en esta línea llena de sofisticación. Relojes que encarnan el espíritu de la vida sin preocupaciones en el mediterráneo. Cada uno de estos guardatiempos es adornado con delicados elementos que recuerdan el sol, el mar y los sentimientos.

Los relojes St.Tropez (30mm) hechos con  brazalete de cable y un delicada pulsera ajustable, son elementos emblemáticos de la lujosa marca suiza de relojes. Estas piezas con un sello singular de la marca Charriol son los relojes más exitosos para dama y son presentados en cuatro nuevas variantes con temas sensacionales.

Para el verano, Charriol ha exaltado aún más su espíritu, con una gama exuberante, adornando así, los relojes con un  conjunto de elementos que transmiten la elegancia de esta emblemática ciudad para vacacionar en Europa. El sol, las conchas de mar, las flores y el amor – cuatro temas veraniegos, que se han trabajado aplicados a la delicada madre perla que cara icónica colección.

En estas piezas se ha utilizado una nueva técnica al aplicar estos grabados sobre la madre perla, la palabra Charriol aparece alrededor de la caja del reloj que es protegida bajo cristal de zafiro, dando resultado a una pieza exquisita.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: