Carrera y Carrera, joyas de una leyenda

Cuando una casa joyera maneja una historia rica en detalles para crear una colección, esta adquiere una nueva dimensión. Carrera y Carrera es una firma experta en crear y transformar ricas leyendas en piezas de extraordinaria belleza. Es una marca que se ha caracterizado por un estilo único y diseños cuidados, donde la combinación del oro mate-brillo y el trabajo del volumen y labrado hacen de sus piezas joyas únicas, donde el oro y las piedras preciosas cobran vida.

Los invitamos a adentrarse en esta fascinante colección de joyas Seda Imperial presentada apenas hace unas semanas en Baselworld 2014 y a descubrir todos los secretos de las líneas que la componen: Emperatriz, Sierpes y Garzas.

Cuenta la leyenda…

…que hace unos 46 siglos, hubo una princesa china llamada Liu-Tsu que a los 14 años de edad fue obligada a casarse por motivos políticos en contra de su voluntad con un Khan Bárbaro. Como venganza, Liu-Tsu, guardó en su chal el enigma mejor guardado de Oriente jamás conocido hasta entonces, el secreto del bordado de la Seda Imperial, y lo arrojó a lo más profundo del océano.

Siglos más tarde, el capitán de la Nao San Felipe surcaba los 7 mares, desde Manila a Acapulco y desde allí, a Sevilla, luchando contra adversarios de todos los continentes. Un día de mar en calma vislumbró algo en el agua. El chal aparecía en las manos del capitán que lo guardó como si de un tesoro se tratara.

Esa misma noche, se desató una tormenta. Cuenta la gente que una tarde de abril la nao apareció sola en el Puerto de Sevilla, nada se sabiía ni de su capitán ni de la tripulación, y que una mujer encontró el chal y se lo dio a una joven bordadora para que lo bordase. Esta mujer era la amada del capitán y una aristócrata de la época, quien junto a la joven bordadora preservaron el misterio.

Seda Imperial

Con el paso de los años, el chal que Liu-Tsu arrojó al océano es lo que actualmente conocemos como Mantón de Manila, considerándose como una adaptación entre la tradición china inmemorial y uno de los principales referentes españoles gracias a la fusión de culturas de Oriente y Occidente.

El Mantón de Manila, originario de China, es una prenda puramente artesanal bordado a mano en seda natural y elaborado con habilidad y destreza. La creación de un Mantón requiere de las manos expertas de una bordadora que le dedica meses de trabajo para crear un abrigo y ornamento de un valor incalculable. Al igual que las joyas de Carrera y Carrera son creadas de forma minuciosa por maestros orfebres.

La colección incluye los elementos más característicos del Mantón.

Emperatriz

Esta colección está inspirada en los motivos florales del Mantón. En España eran los más preciados. Vistosos jardines de variadas flores que encerraban diversos significados. Entre otros elementos la rosa era secreto, el lirio la pureza, el cardo y el loto tenían reminiscencias chinas, la flor del cerezo heroísmo y valentía y la peonía simbolizaba a la emperatriz.

Las joyas se presentan como flores con pétalos de diferentes tamaños que aportan realismo a las piezas así como volumen. La transparencia en las piedras preciosas deja ver todo el trabajo minucioso del interior de la pieza creando un efecto lupa de forma que se magnifica y aprecia cada detalle de manera extraordinaria.

Sierpes

El nombre de esta línea está inspirado en una de las calles más emblemáticas de Sevilla, la calle Sierpes. Situada en el centro de la capital Andaluza, la calle Sierpes adopta este nombre entre otras cosas por su forma sinuosa, emulando el movimiento de los flecos del Mantón de Manila, protagonista de esta colección.

La laboriosa tarea del flecado queda reflejada en el meticuloso trabajo artesanal de las joyas creadas a mano detalle a detalle.

Garzas

La garza real es la auténtica protagonista de esta colección. Símbolo de la gracilidad, estas aves eran un elemento decorativo habitual en los Mantones, adaptándose a la iconografía que gustaba a la mujer de la época. Bordadas con mimo con una belleza pretérita donde la artesanía y el lujo quedaban latentes.

Anunciando la llegada de la Primavera, la garza simboliza un cambio de vida y es una talismán para atraer la felicidad y la prosperidad. Según el arte milenario del Feng Shui, la imagen de la garza se usa para alejar cualquier energía negativa.

Piezas cargadas de gran simbolismo que emulan la sinuosidad del Mantón. Ligeras, con calados, asimétricas y trabajadas con mucho detalle, las garzas parecen bailar en el estanque. Joyas que nos hacen volar a un mundo lleno de secretos y pasiones ocultas.

Orquídeas

La Orquídea representa uno de los motivos florales más presentes en los Mantones de Manila.

Símbolo de lo natural y la elegancia, esta flor es el motivo principal de esta colección que representa la línea de Alta Joyería de Seda Imperial.

Un canto al amor surge de la orquídea que transmite un mensaje de seducción, sinuosidad y belleza suprema de quien la regala, como si de una poesía se tratara.

Las joyas se presentan como si fuesen bouquet, con gran volumen, y esculpidas con una delicadeza exquisita de la mano de los maestros orfebres de Carrera y Carrera. Cada pieza es una orquídea en sí misma.

Un trabajo preciosista del oro donde la mini-escultura es protagonista en cada pieza creada en oro amarillo, brillantes y cabujones de rubíes.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: