Berger Joyeros duplica su espacio de joyería

Si bien la relojería ha causado un enorme impacto en las operaciones de Berger Joyeros, la verdadera pasión de la familia reside en el expertise de la selección y compra de minerales preciosos; en la creación y desarrollo de joyería de alto valor y en la pericia con la que practican el arte de la venta a su selecta clientela, que sabe lo que quiere y conoce dónde encontrarlo.

¿Qué cambió? 

Básicamente el área de joyería recibe un nuevo espacio, en donde sus aparadores han sido duplicados en área de exhibición y muestran las últimas tendencias derivadas de la minería y la labor del artesano, que selecciona las piedras y las monta en diferentes diseños previamente aprobados por la familia Berger. Don Mauricio, Ari, Mónica, Sergio, e incluso Tamara Berger, de reciente adición a la labor familiar, supervisan cada detalle de las nuevas colecciones que habrán de mostrar en su matriz de Masaryk 438.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día de hoy recorrimos cada una de las novedades que la Casa presenta, por lo que le invitamos a recorrer con nosotros cada una de éstas.

Rêve de neige

Un sueño invernal de zafiros en colores pastel: celeste, verde aqua y rosa. Los cortes gota y oval de las gemas recrean mágicamente una suave nevada de Alta Joyería con escarcha de brillantes en oro blanco. Este maravilloso juego de collar y aretes despierta el esplendor y la fantasía de la época decembrina, una visión de máximo lujo hecha realidad.

Saphir

Entrega el protagonismo único a una de las más codiciadas piedras preciosas: el zafiro. El zafiro azul obtiene su característico color del óxido de titanio y la intensidad del color es el factor más importante en su valor. Berger Joyeros lo sabe y ha empleado gemas de excelsa coloración para la creación de estas espectaculares novedades:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Collection Privé

Se caracteriza por su enfoque sobrio y clásico, piezas etéreas elaboradas con diamantes en cortes que jamás pasarán de moda. No hay gema más pura que el brillante, su tradicional corte redondo de 58 facetas irradia un brillo único que ha fascinado a la humanidad desde que se inventó a principios del siglo XX.

Rétro

La gran ornamentación, el exotismo derivado de los viajes trasatlánticos orientales de la época, un colorido exuberante y formas geométricas recargadas son algunas de las características que definen al estilo Art Decó en el cual se basa la colección Rétro.

Aretes de coral con ónix y pavé de brillantes en oro rosa, hacen juego con una pulsera de los mismos materiales. Durante la época Art Decó se crearon formas nunca antes vistas en la talla de gemas como el original corte del coral de este set de Alta Joyería. Lo importante en el valor de una pieza eran su diseño y colores, destaca en este caso el tono verde de las esmeraldas.

Rubíes

El color de un rubí es su más valioso atributo, Berger Joyeros rescata la pureza del rojo en tres increíbles lanzamientos de la colección rubíes. Una gran rubilita corte gota engastada por uñas de oro blanco, se flanquea con diamantes marquis y una filigrana de pavé de rubíes redondos para crear un anillo espléndido. Una intensa llama de fantasía, irisación y gracia, ideal para cualquier ocasión especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Goutte

El característico verde de las esmeraldas se debe a las pequeñas cantidades de cromo y vanadio que este mineral contiene, una tonalidad que se ha ganado el corazón de la humanidad desde tiempos remotos. Inyectando un extremo toque de modernidad a su colección en donde las gotas son las protagonistas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Haute Éden

No existe mejor inspiración para la creación de Alta Joyería que la naturaleza. Las novedades de la colección Haute Éden se inspiran en el follaje. Imitando la disposición de hojas separadas de los helechos, Berger Joyeros ha creado con diamantes sobre oro blanco o rosa innovadores pendientes.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: