Jaeger-LeCoultre presente en la Galería Saatchi de Londres

JaegerEl público apasionado por la relojería mecánica es el mismo que puede realmente apreciar el arte de un cuadro, un buen concierto de música clásica, lo más exclusivo del deporte o el motor más fino de la industria automotriz, así es Jaeger-LeCoultre, una Manufactura de la más alta talla que propone las conexiones más exclusivas y metódicas, lo mismo está presente durante una ceremonia de premios a lo mejor del cine desde Venecia, que se asocia con la Galería de Saatchi para proponer sus instrumentos de sonería en el salón QP.

La Manufactura ha creado y producido más de 200 calibres diferentes equipados con mecanismos de repetición, por lo que su legitimidad en el campo de la sonería es incuestionable. En SalonQP, Jaeger-LeCoultre presentará su última creación, el repetidor de minutos Rendez-Vous Ivy, el primer reloj de repetición de minutos dedicado a la mujer. Equipado con un regulador silencioso para reducir las perturbaciones de sonido periférico del mecanismo, el reloj repetidor de minutos Rendez-Vous Ivy está equipado con dos martillos trebuchet patentados que golpean dos gongs de cristal conectados al cristal de zafiro más duro, produciendo un efecto de altavoz. El repetidor de minutos es operado por un solo pulsador la sustitución del sistema de deslizamiento repetidor tradicional y equipado con un sistema de seguridad que garantiza que, incluso si el botón se pulsa de nuevo, mientras que la repetición de minutos ya está en acción, el mecanismo no se inicia a trabajar de nuevo – evitando así cualquier daño al movimiento.

Asimismo, el nuevo calibre 942a de remonte automático, anima a una pieza que late a la frecuencia de 4Hz, y que dotará al mecanismo de repetición de energía suficiente para la secuencia del repique, pero además entregará una autonomía de 43 horas de reserva de marcha. Concebido específicamente para adaptarse al diámetro de la caja –de 39 mm–, el motor detonará un timbre decididamente femenino, puro y cristalino gracias a los martillos de tropiezo patentados, que se encuentran presentes en el Hybris Mechanica Grande Sonnerie, pero también fueron instalados en esta pieza de excepción. Adicionalmente, engaste nieve para la caja de oro blanco destaca los trabajos de la alta joyería en las grandes complicaciones firmadas por Jaeger-LeCoultre, llevando el dígito de 548 diamantes dispuestos en la carátula –de oro blanco–, caja, cuernos, corona y monopulsador de la pieza.

 

Finalmente destacamos que en esta exhibición, los asistentes podrán disfrutar de un salón selecto de repetidores de minutos producidos por La Grande Maison, de entre los cuales destacamos el Grande Complication de 1895 (reloj de bolsillo), el Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon y la onceava creación correspondiente a la línea Hybris Mechanica, así como el Reverso Répétition Minutes à Rideau.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

One Comment

  1. ricardo 31 octubre, 2014

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: