Jaeger-LeCoultre, cuidador del cine mundial

Jaeger-LeCoultreLa misión de Jaeger-LeCoultre como “La Grande Maison” es importante, amplia y se ocupa de muchas de las actividades que se relacionan con el arte o que son precisamente esto. Es así que ha dedicado esfuerzos en torno al Festival de Cine de Venecia para brindarle el brillo y la comunicación que se merece, pero también para apoyar en el mantenimiento las edificaciones más importantes de aquella ciudad, es decir, la Scuola Grande di San Rocco.

No obstante, Venecia está muy lejos todavía del Continente Asiático que hoy llama nuestra atención, es por ello que debemos Jaeger-LeCoultreviajar hasta Shanghai para ubicarnos en su Festival Internacional Cinematográfico y asumir el papel de compromiso que Jaeger-LeCoultre asumió al restaurar las cintas emblemáticas del cine chino con tecnología 4K. En el marco de la edición número 17 de la entrega de estos prestigiosos galardones, La Grande Maison se acercó a la organización del festival y a Cineteca di Bologna, un laboratorio que sirve para restaurar los filmes mediante las técnicas más avanzadas y seguras. El resultado se pudo ver en la “Two Stage Sisters, o Wu Tai Jie Mei” en su idioma original, un clásico de la industria cinematográfica de este país que ya está listo para ser exhibido al público.

La fase de restauración toma en cuenta el sonido, el color, y la ayuda digital mediante un proceso de escaneo de colores y elementos que participan en la proyección de una película, los fenómenos de suciedad y arañazos en la cinta son las áreas más comunes para comenzar a restaurar el filme, pero el tiempo no perdona y hace de las suyas deteriorando el color original y afectando a la banda sonora. Una vez más felicitamos a Jaeger-LeCoultre por adquirir este compromiso tan importante para con la industria, mismo que posiciona a la Manufactura como guardián del séptimo arte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: