HUBLOT Polo Gold Cup Gstaad

Hace algunos años que estuvimos en este destino de esquí alpino, uno de los más prestigiosos y espectaculares del planeta y del paisaje helvético.

Sin lugar a dudas es el sitio privilegiado por la realeza europea para tomar un descanso de sus ajetreadas agendas. Destaco lo anterior a fin de proponer un contexto más acertado de cara a la descripción del torneo polo que se lleva a cabo en este lugar. El cual es disputado por los mejores equipos del planeta, y bello en particular por jugarse a más de 1000 metros sobre el nivel medio del mar.

“La fusión de poder, velocidad, precisión y elegancia del polo, Ferrari, Gstaad y Hublot encuentran valores naturales de coincidencia. Con nuestros amigos celebramos este aniversario y con la Hublot polo Gold Cup Gstaad replicamos la magia del cavallino rampante a través de sinergias de creatividad e innovación”. 

120 caballos estuvieron presentes en el evento, un número tan impresionante como caballos de fuerza tiene un Ferrari LaFerrari.

Del 17 al 20 de agosto de 2017, Gstaad y los campos circundantes de su aeropuerto fueron transformados al estilo argentino. Asímismo 6000 espectadores asistieron a la Hublot Polo Gold Cup que, por quinto año consecutivo completó esta especial dinámica.


El torneo contó con una categoría nivel 6 en el circuito, la cual es una de las más prestigiosas de Europa. Por primera vez, acogió a cuatro equipos con una handicap total de 14 – el nivel más alto jamás jugado en suelo suizo.

Tras la ronda de clasificación el jueves 17 de agosto y las semifinales del sábado 19 de agosto, Banque Eric Sturdza venció a Riva para asegurar la victoria general.  Hublot cumplió como Cronometrador Oficial del Torneo.

Hublot posee una boutique en el espectacular destino. Y en este sentido los modelos más buscados por los asistentes fueron las nuevas configuraciones del Hublot Techframe Ferrari 70 Years Tourbillon Chronograph.  Con sus 70 ediciones desarrolladas en titanio, carbón Peek y King Gold.

Finalmente, Hublot creó un Classic Fusion Chronograph Chukker, que goza de la posibilidad de contabilizar los tiempos del polo a través de su calibre mecánico automático HUB1141.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: