Hospitality Avant-Garde, Goodwood y TAG Heuer

TAG HeuerLa pasión que ostenta TAG Heuer en su relación con el automovilismo y los deportes de motor nos trasladas hasta Goodwood, sitio británico en el que se realiza –año con año– el tradicional y emblemático evento: Festival de la velocidad, y que tuvo actividades del 26 al 29 de junio de este año.

Asimismo, debemos mencionar que como parte del importantísimo papel que TAG Heuer juega en este evento, sus Embajadores y amigos de la marca: Jenson Button, Sebastien Loeb, David Coulthard, Bruno Senna, Emerson Fittipaldi, Damon Hill, Lewis Hamilton, Kimi Raikkonen, Richard Petty, Emanuele Pirro, Sir Stirling Moss, Jochen Mass y Jean Todt, entre otros, disfrutaron de las fantásticas instalaciones de la Swiss Avant-Garde en Goodwood, acompañados de los aficionados al deporte de la gasolina, el caucho y los motores, tales como Jay Kay, Chris Evans, James Martin, Charley Boorman, Jake Humphrey, Nick Mason, y muchos más, quienes para poder ingresar al selecto salón destinado a privilegiar la velocidad, debieron portar la placa de honor diseñada por Christoph Behling, y bueno ya se imaginarán el motivo de la placa: Heuer Stopwatch, un símbolo de la cronometría automotriz que fue numerado y limitado a 1500 afortunados.

Goodwood Festival of Speed: 

Más de 200 mil visitantes se dieron sita en el festival de la velocidad, lo cual rompe cualquier tipo de récords de afluencia de personas durante un fin de semana con motivo del deporte motor en un jardín. Pero además, TAG Heuer se enorgullece de haber conseguido elevar a 218,000 Libras Esterlinas la cifra de ventas por conceptos de relojería y otros artículos de la marca, asimismo, recibió 10 depósitos en adelanto para hacerse del primer tourbillon animado por bandas en el planeta: Monaco V4  Tourbillon.

Felicitamos a TAG Heuer, y a su CEO, Mr. Stéphane Linder por la realización exitosa del evento.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: