Hermès, protagonista de Zona Maco 2014

Hermes

Año nuevo y Zona Maco nos queda a un mes de su presentación en la Ciudad de México, como uno de los eventos culturales y artísticos más importantes en el apartado de lo que percibimos como obras magistrales de la contemporaneidad.

El año pasado, Hermès compartió con los asistentes un display impresionante, sensible y cambiante ante la manipulación o presencia del hombre, el lienzo electrónico presentó una colección de corbatas cibernéticas en clara alusión al tiempo en el que vivimos.

El 2014 hace uso de una exposición que comenzó en Ginebra, la llamada “La Cabeza en las Nubes”, se presenta de manera itinerante a lo largo de las capitales artísticas de los países que aprecian dicha cualidad basada en los momentos de inspiración y “luz” humana, por lo que México recibirá y arropará la impresionante reinterpretación del artista francés Nicolas Tourte, especialista en fotografía, escultura y el dibujo, y quien ha dado un giro a elementos legendarios de Hermès como la bolsa Double Sens, las agendas Silkydaily o un par de guantes de manejo cosidos a mano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así describe Hermès a dicha muestra: “Con un toque travieso, él nos invita a dar un paso atrás y ver a la humanidad en movimiento; como con sus vehículos de Silkydaily o los vacacionistas en la “Piscina de Robinson”. Él crea un reino a una nueva escala que cambia nuestra la relación con el mundo; así nosotros sorprendemos a un hombre lidiando con un hilo sobre una pulcera Étrivière y una mujer quien luce miniatura a lado de un brazalete gigante, creando una narración dentro de otra narración en relación de las exhibiciones que trazan el espacio con el visitante”.

Nicolas Tourte

Nicolas Tourte

El artista francés hace uso de la ironía para representar a una sociedad y su concepción del universo que nos rodea, brindando una descripción nueva y divertida de este universo inusual cargado de elementos surgidos meramente de su inspiración.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: