¡Garantizado! Sébastien Ogier es campeón WRC2013, TAG Heuer

La Swiss Avant-Garde se congratula de anunciar que su Embajador, el rapidísimo Sébastien Ogier se convertirá en el Campeón de la WRC, máxima categoría de este deporte a nivel mundial, y en muchas ocasiones, señalada como una prueba aún más complicada que coronarse en Fórmula 1.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los números para el francés han sido excepcionales a bordo de su Volkswagen Polo WRC, pues ha conseguido 6 victorias, 2 segundas posiciones y 9 power stages hasta el momento. Al día de hoy, en los albores del Rally Francés, Sébastien terminó tercero en la etapa de potencia, lo que garantiza su campeonato 2013 a tres rallies de que termine el World Rally Championship, eso es Avant-Garde.

Sébastien Ogier

Sébastien Ogier

TAG Heuer, quien ha apostado por fabricar una línea de productos que ayuden a los pilotos profesionales a conseguir el mayor de los éxitos, ha sido el patrocinador en gafas y relojes de Sébastien Ogier, quien además porta con espíritu racing un Carrera Calibre 1887, al tiempo que cubre sus ojos con los Eyewear LRS.

Durante estos primeros años de asociación, Sébastien Ogier estuvo involucrado en el desarrollo de estas nuevas gafas, demostrado su capacidad de colaboración con la marca para hacer que este producto sea una ayuda fantástica en condiciones climáticas difíciles inherentes a la WRC (gafas naranjas de los “días blancos” o gafas de visión nocturna para las etapas nocturnas). En el 2013, su relación con TAG Heuer fue más allá de su increíble temporada en WRC: además de su implicación en el desarrollo de producto, Sébastien corrió la Porsche Supercup en Mónaco durante el Gran Premio de F1, en un coche que exhibía la marca TAG Heuer en el capó, celebrando el 50 aniversario del cronógrafo para pilotos: CARRERA.

 

 

 

TAG Heuer

Adicional a esto, debemos resaltar que todos y cada uno de los rallies de la FIA WRC, han contado con la exclusiva participación de TAG Heuer como Cronometrador Oficial.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: