Gabrielle Chanel, donde todo comenzó

Antes de ser la diva que todos conocemos, Mademoiselle Chanel fue Gabrielle Chanel.

Damos inicio a nuestra inmersión por el mundo y esencia que determinaron la creación de esta nueva fragancia, la cual es la primera que presenta la marca –para el público femenino– desde que en 2002 lanzara Chance.

Nombre: Chanel

Apellido: Gabrielle

Seña distintiva: Rebelde


“Elegí lo que quería ser y lo soy”.

Ante un destino que parecía poco favorable para Gabrielle, la fuerza de su espíritu eliminó las cadenas impuestas por una sociedad poco incluyente. Gabrielle decidió potenciar su creatividad y su modo de concebir el mundo para revelarse y mostrar un lado femenino que nadie habría notado sin su fantástico aporte. Gabrielle no iba a ser una costurera, habría de cambiar al planeta con base en su trabajo y audacia.

“Todo lo hago con pasión. No hay nada que no emprenda repitiéndome que mi vida entera depende de ello”.

Gabrielle Chanel

Utilizando un nombre tan lógico como con carácter, Gabrielle fue llamada Mademoiselle por la gente que laboró en su taller. En el ámbito personal era reconocida como Coco, pero muy pocos podían tener ese privilegio. Su nombre y apellido encarnan esa visión insurrecta de la diva, y en este sentido la autenticidad más pura de nuestro personaje.

El frasco

Producto de más de 5 años de trabajo. Los frascos de perfumería Chanel mantienen una historia legada del nivel artesanal de hacer las cosas bajo un sentido de perfección. Por ejemplo, la tapa luce un color lamé-mate, diseñado específicamente para esta fragancia. La construcción de este prisma de cristal ha sido ejecutado bajo proezas tecnológicas en el ámbito de la fabricación. Simplemente la base es totalmente plana, lo cual brinda una estabilidad perfecta para que se asiente en su lugar preferido. Además, la etiqueta es del mismo tamaño que la tapa. El estuche se inspira de los tejidos de Alta Costura encontrados en el patrimonio de la Casa, basándose en el tono de la chaqueta icónica de Chanel.

Ylang-Ylang – Jazmín – Flor de Naranjo – Tuberosa

Construcción de la fragancia

La noche de ayer aprendí que Chanel cosecha sus propios campos de flores, y con ello la esencia de las mismas es controlada en todo momento. Como parte de los cuidados, las flores de Chanel jamás se ponen al descubierto. Y si bien la Camelia fue la favorita de Mademoiselle, esta flor no posee aroma. Por ello, se trabajó con diferentes esencias de flores blancas seleccionadas por el perfumista Olivier Polge.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: