s

Es oficial, Aldo Magada nuevo CEO de Zenith

Un hombre que conoce el mercado, no solo el suizo sino el mundial, una persona que desempeñó un papel fundamental en cadaZENITH empresa que le vio laborar ahí, un hombre de toda la confianza de Jean-Claude Biver, y un especialista en el cómo fortalecer el valor de una marca. Así es Aldo Magada, quien ha sido nombrado –oficialmente– CEO de Zenith y comenzará a dirigir a la Manufactura a partir de ya, es decir: 1 de julio del 2014.

Tras la partida de Jean-Frédéric Dufour a la dirección de Rolex, el timón de Zenith se refuerza gracias al consejo de Jean-Claude Biver, Jefe de Relojería de LVMH, quien apuntaló a la casa relojera con sede en Le Locle con el suizo Aldo Magada, actual International Sales Director de Breitling, quien asumirá el cargo a partir del 1º de julio del presente. Aldo trabajó con Mr. Biver en Omega, por lo que hoy el también Chairman de Hublot, consolida el equipo con miras a entregar buenos resultados a Bernard Arnault.

Aldo-Magada-Portrait---Credits-Johann-Sauty

Su reputación le precede, y debemos apuntar que Aldo es un ciudadano suizo nacido en 1958 y graduado de la Universidad de Lausanne en 1981, posteriormente inició su bagaje laboral en la industria farmacéutica y así llegó a Swatch Group en 1984. Los siguientes años se desempeñó en posiciones importantes en Piaget y Omega, mientras que continuó su desarrollo y expertise en Gucci, Technomarine, Reuge y Badollet, para ser reconocido como Director General de Ventas y Desarrollo de Negocios. Es así que Jean-Claude Biver le da la bienvenida a Aldo, quien asume el reto con responsabilidad y carácter, todo para empujar a Zenith a los niveles que le corresponden dentro de la historia de la alta relojería e innovación mecánica.

Aldo-Magada---Credits-Johann-Sauty

Felicidades a Aldo Magada por este nombramiento, estamos seguros que bajo su gestión, Zenith continuará creciendo y desarrollando mercados a lo largo y ancho del globo Terráqueo.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: