Érik Comas, piloto de Avant-Garde

TAG Heuer#DontCrackUnderPressure, así podemos describir el andar del piloto nacido en Francia, que ha sido el ganador de la XXVII Edición de la Panamericana. El día de ayer, el también ex-volante de la Fórmula TAG Heuer1 se coronó a bordo del Studebaker 111 de 1953, apoyado de Isabelle de Sadeleer, copiloto que estuvo con él en todo momento de la competencia, sin importar las lluvias torrenciales ni las complicadas condiciones de la pista.

A pesar de ellas, Comas echó mano de su experiencia en pista para tomar las curvas a una velocidad impresionante, ganando centésimas de segundo que al final serían definitivas, no obstante, el despiste del puntero finalmente otorgó el premio a la regularidad de Érik durante toda la competencia.

“Esto es un sueño hecho realidad. Es una carrera mítica, y hemos estado luchando durante toda la semana para conseguir este resultado. Gracias a mi experiencia en la Fórmula Uno, pudimos hacer esto juntos. ¡Este es un momento real de la Historia tanto para mí, como para Isabelle y TAG Heuer!: Érik Comas.

Asimismo, el piloto ha exhibido su predilección por la cronometría de TAG Heuer, portando orgullosamente un modelo vintage de 1963, primer año en el que el Carrera saliera a la producción. Finalmente, las palabras de nuestro amigo Karim Santiago, Director de TAG Heuer México, aplauden a la organización y al esfuerzo de los implicados para que esta edición haya sido una de las más emocionantes de la historia, al tiempo de festejar la victoria, que se quedó en casa.

“Para TAG Heuer la victoria de Érik Comas y el equipo TAG Heuer en la Panamericana es un motivo de orgullo y profunda satisfacción. Esto refuerza la relación de TAG Heuer con el deporte motor y con México. La Carrera Panamericana inspiró hace 50 años nuestro reloj Carrera y esta victoria nos inspira todavía más”:  Karim Santiago.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: