¡Electrizante! TAG Heuer se entrena en la FIA E

TAG HeuerAsí nos ha llegado la fecha, en la que TAG Heuer brinda la primer bandera a cuadros al ritmo de su cronometría oficial para la FIA Fórmula E, el primer campeonato de motoracing completamente eléctrico. La primera competencia contó con un aforo de 75 mil personas en el graderío del Gran Prix de China, mientras que poco más de 45 millones de telespectadores pudieron disfrutar de la emoción de la fecha debut.

Este fin de semana estuvo lleno de emoción, y así arrancamos nuestro lunes, que ha sido histórico gracias a la primera fecha del “hermano verde” de la F1, y quizá la categoría del futuro en las competencias de motor, no, no digo que desaparezca la Categoría Reina, pero probablemente asuma propulsión eléctrica…

Su importancia ha sido tal, que pilotos de alta talla se han incorporado a un serial que comprende 10 carreras en circuitos callejeros, pero además pone en evidencia lo que la potencia económica de China representa para el deporte motor tras el arranque del Calendario con el Beijing Grand Prix, pero también gracias a la dualidad de equipos que compiten: China Racing y Dragon Racing.

Pero basta ya de introducción y vayamos a las acciones, que han puesto a Audi Sport y a Lucas diGrassi en el primer sitio de la carrera inaugural tras un aparatoso accidente entre Nicolas Prost y Nick Heidfeld, pilotos que se ubicaban por delante del brasilero, quien comentó: “Estoy feliz de que Heidfeld se encuentre bien, pero me llena de alegría haber estado en el sitio correcto a la hora correcta y con ello convertirme en el ganador de la primera carrera, es un sueño hecho realidad”.

Top 5 en carrera y campeonato: Lucas diGrassi (25), Franck Montagny (18), Sam Bird (15), Charles Pic (12), Karun Chandhok (10).

TAG Heuer comienza una nueva era de deporte motor, pero además lo asume con responsabilidad y visión. Felicidades a la marca por el apoyo a dicha competencia, verde, responsable, pero siempre ¡¡¡Electrizante!!!

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: