El reloj monumental de Richard Mille dedicado a Quebec

1376417_10152066052376156_270911089_n

El alcalde de Quebec Régis Labeaume, Dominique Guenat y Richard Mille asistieron a la presentación oficial del reloj monumental que la Manufactura desarrolló en honor de la ciudad de Quebec.

1904055_10152066052421156_1766361628_nEste reloj único, es un regalo de la empresa y el Cantón de Jura a la provincia de Quebec por lo que este evento tiene un significado particular para las relaciones entre los países de habla francesa, como lo hace el fortalecimiento de los lazos que unen a la República y el Cantón de Jura con la Provincia de Quebec.

Bautizado “l’ Horloge Porte- bonheurE”, el proyecto se puso en marcha en 2008 para celebrar el 400 aniversario de la ciudad de Quebec, la ciudad de habla francesa más grande en América del Norte. La República, el Cantón de Jura y Richard Mille querían dar a Quebec un regalo simbólico y esta creación exclusiva es emblemática de la región, ya que representa la cultura, el saber hacer y la actividad del Cantón de Jura. El reloj está diseñado para encarnar los valores y exigentes estándares de la Maison con sede en Jura: diseño incomparablemente moderno, construcción arquitectónica sin precedentes y un nivel único de habilidades técnicas.

Tuvieron que pasar seis años para que los ingenieros de Richard Mille –quienes trabajaron en colaboración con la universidad técnica de Porrentruy y la Neuchâtel Haute Ecole Arc– diseñaran, fabricaran y montaran este monumental reloj.

Es el primer guardatiempo de estas características diseñado y fabricado siguiendo los estándares y convenciones de la alta relojería. Requirió: 6,571 horas de desarrollo, 5,451 componentes y 3,952 horas de montaje y ajuste. La caja de acero inoxidable, recuerda el diseño dinámico y curveado de las cajas de los relojes RM. Se ensambló con 16 tornillos estriados y mide 350 x 250 x 130 cm, con un peso de 1,913 kg.

Este reloj único tiene dos caras que muestran dos pantallas diferentes: por un lado se puede ver la hora y los minutos, mientras que la otra cara muestra los segundos, minutos, horas y un calendario perpetuo. El movimiento encapsula toda la inspiración y la imaginación que la marca inyecta en sus diseños.

En total, el reloj cuenta con 3,600 piezas de latón, acero inoxidable, titanio, aluminio, cerámica y rubí. Se pueden apreciar el calibre, los engranajes y el volante a través del cristal antirreflejante ubicado alrededor del movimiento .

Al igual que con todos los relojes Richard Mille, todo el movimiento y la caja están acabados a mano para asegurar que la pieza es de alta relojería, una obra de perfección.

El reloj Richard Mille se exhibirá en Porrentruy del 7 de marzo al 3 de mayo y posteriormente se instalará en el Jardins de l’Hôtel de Ville en Quebec, donde se mantendrá en forma permanente como un símbolo de la fuerte amistad entre Quebec, Suiza y el Cantón de Jura.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: