El futuro de la relojería, Lange…

A. Lange und Sohne

La redacción de Watches World ha abordado el tema en diversas ocasiones, puntualmente en el editorial de nuestra revista impresa, y es que la relojería vive un momento de transición que, debido a la crisis del cuarzo perdió generaciones de relojeros gracias a la falta de interés de los jóvenes por la relojería tradicional, la pasión por la mecánica y la verdadera manufactura. Dicho esto debemos resaltar el trabajo de Lange como generador del interés relojero de la juventud a favor de la mecánica con sello Sajón.

Actualmente A. Lange & Söhne instruye a 41 jóvenes alemanes para la materialización de sus planes relojeros a futuro, además de capacitar a algunos de ellos para que posteriormente puedan fabricar las herramientas necesarias con la finalidad única que nos mantiene latiendo; a unos desde el punto de venta, otros desde las oficinas de dirección y uno que otro tratando de comunicar la pasión por la excelencia relojera construida en las manufacturas.

A. Lange und Sohne

Un nuevo ciclo comienza para Lange y 17 jóvenes se suman al proyecto, pero ¿cuál es la razón para dirigir su futuro a favor de la relojería y no trazar su camino profesional en cualquier otra disciplina? Muchos de nosotros pensaríamos que un joven 16 años solo quiere tocar la guitarra eléctrica o jugar fútbol a nivel profesional, pero algunos de ellos se enamoran de la mecánica casi al conocerla, ¿nos sucede a todos no es así? Tal es el caso particular de Laura Schreiber…

Katia Köing (Jefa instructora) junto a Laura Schreiber y Stefan Schulze.

Katia Köing (Jefa instructora) junto a Laura Schreiber y Stefan Schulze.

“Un movimiento mecánico puede ser pensado como rompecabezas tridimensional, uno que mide tres centímetros de diámetro y tiene hasta quinientas partes. Muchas de esas pesan algunos miligramos y pueden ser vistas solo con una lupa. Pero todo eso te da una sensación increíble cuando terminas el rompecabezas y cobra vida al interior de un complicado mecanismo. Ese es uno de los mejores aspectos de la relojería: puedes observar qué es lo que has creado con tus propias manos y estar orgulloso de ello. Ahora estoy en mi tercer año. ¡La última vuelta! Hay mucho por aprender. Para nosotros, los aprendices, uno de los retos principales del tercer año es tomar parte en una competencia internacional para aspirantes a relojeros. Es la oportunidad para demostrar nuestra creatividad y mano de obra. Nuestros Antecesores de A. Lange & Söhne han ganado ya la competencia en un par de ocasiones. El examen final se acerca gradualmente. Si mis calificaciones son buenas podré trabajar de tiempo completo para A. Lange & Söhne, conforme a lo acordado al inicio de mi aprendizaje. Ya no puedo esperar más”: Laura Schreiber.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: