Continúan las celebraciones de los 100 años de Mido, Taiwan se suma “a la party”

Mido cumple su primer centenario de existencia, y luego de la celebración llevada a cabo en China, México, el tercer evento de fiesta ha tenido como coordenadas Taiwan.

Con este motivo, la marca presentó las novedades de la colección 2018 a su increíble clientela y a sus socios comerciales. Todo ello se llevó a cabo en el histórico Huashan de Taipei, la capital taiwanesa.

100 años de Mido

La historia inicia el 11 de noviembre de 1918, en Suiza, cuando su fundador George G. Schaeren decide inaugurar la marca y nombrarla a partir del castellano: I measure, yo Mido. Todo esto sucedió en Biel, no obstante, la marca tuvo el primer gran momento hasta la década de los años 30, cuando la relojería era mucho más competida y el mercado requería de innovación.

Asimismo, vinieron también momentos complicados, justo cuando la marca gozaba ya de aceptación, la competencia en Suiza era difícil y la innovación significaba afianzar a la clientela y su preferencia. En 1934 nace Multifort, un parteaguas para la industria, pues comprendía la construcción de una colección de relojería que para la época sugería un hito. El primer reloj mecánico antimagnético, hermético y con protección anti-choques. Dicha colección continúa siendo uno de los relojes más exitosos para la marca.

También te puede interesar   Messika nos enseña su nueva colección en Peyrelongue Chronos

Más adelante algunas otras fechas han sido representativas, tanto que hoy las recordamos como parte de la museografía de esta gran marca. Por ejemplo, en 1939 se presentó un robot de acero como figura de la marca, el curioso reloj con pies, cabeza y extremidades de acero, daba cuenta de su nombre: Robi, el cual ha salido del museo para regresar esa chispa de carisma a la firma.

En cuestión de producto, Mido se asoció en la concepción de relojes con movimientos desarrollados por A. Schild SA, actual ETA, historia que continúa gracias a que forma parte de Grupo Swatch. En el año de 1960, la firma busca la certificación COSC, otorgada por el Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres, la cual es un garante de precisión y robustez.

Actualmente

La marca se basa en pilares fundamentales de diseño atemporal y calidad por un precio realmente competitivo. La visión de integrarse y formar parte de Swatch Group, permite ofrecer mecanismos totalmente probados y avanzados tecnológicamente como lo es el Calibre 80, añadiendo certificaciones COSC en un alto porcentaje dentro de su gama y hasta en incorporar silicio para el desarrollo de la espiral, componente esencial en la regulación.

También te puede interesar   Invencibles: Relojes de acero

Este año la línea de aniversario fue inaugurada con Mido Commander Big Date, un reloj emblemático que surgió en 1959 y que ahora está dotado de certificación COSC y de 80 horas de autonomía con espiral de silicio. Commander Shade retrata a la perfección la sintonía entre el pasado y el presente gracias a una caja y carátula vintage, la cual goza de una estética totalmente atemporal y que nos viaja al pasado del Mido de finales de los 70.

Asimismo, Baroncelli se une a la celebración con una trilogía de Edición Especial Limitada, a 1918, 2018 y 2118 piezas, las cuales exhiben el pasado, presente y futuro de la Casa. Finalmente, Datometer, una pieza construida con los principios del Multifort, y que brinda carácter y pureza a partir de una carátula que exhibe la información de las: horas, minutos, segundos y fecha por aguja. Su caja de acero inoxidable ha sido recubierta con PVD oro rosa, mientras que luce el logo original de la firma y se abraza al pulso mediante una correa de piel de becerro color marrón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: