Cartier presenta: el número 40 de su revista Rouge

La Maison desde siempre ha inspirado y acompañado grandes historias de amor. El anillo de compromiso al encargo particular ha sido parte de las parejas míticas del siglo XX, como los duques de Windsor, quienes a pesar de todo y contra todos decidieron permanecer juntos, a esta decisión se le conocía como “el acto más romántico del siglo”. En diciembre de 1936, poco tiempo después de abdicar, el rey Eduardo VIII le dio un anillo de compromiso a Wallis Simpson con el mensaje “We are ours now” grabado y engastado con una esmeralda de 19.77 quilates, hecha por los talleres de Cartier en Londres.

CARTIER

También acompañó el compromiso legendario de la princesa Grace Kelly y el príncipe Rainiero III de Mónaco, quienes en 1955 se conocen y él eligió a la Maison, ya que en 1920 fue elegida por Alberto I como proveedor de la corte monegasca. Mandó a hacer una sortija de compromiso de platino con un diamante talla esmeralda de 10.47 quilates, podemos verla resplandecer en la mano de Grace Kelly en la última película de su carrera cinematrográfica, “High Society”.

CARTIER

Siguiendo con las parejas famosas, le cuento estimado lector, que el primer diamante en sobrepasar el millón de dólares en una subasta de Nueva York, fue el Cartier-Burton-Taylor, llamado así porque Cartier lo compra, y lo revende a Richard Burton, quien se lo regala a Elizabeth Taylor. Y hablando de diamantes icónicos, el diamante Louis Cartier ha sido certificado incoloro y sin defectos por el “Gemological Institute of America”. Este diamante gota de 107.7 quilates procede de un diamante bruto de 400 quilates, increíble ¿cierto?

CARTIERY bueno, estos anillos han sido acompañados de un elemento muy especial…¿Quién no reconoce el romántico estuche de Cartier? A todas nos gustaría recibirlo para crear nuestras propias historias románticas, pero lo que seguramente pocos saben es que fue creado a finales del siglo XX e inicialmente estaba también disponible en verde.

Para finalizar me gustaría comentarle que si no ha visto el cortometraje de Cartier hecho por Sean Ellis “The Proposal”, se está perdiendo de tres historias de amor súper lindas. Así que le pido por favor, que lo haga aquí.

Acerca de 

La alta relojería solo se entiende a partir de la pasión, entrega, creatividad y el esfuerzo del artesano y su industria, por ello la considero una obra de arte.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: