Bvlgari protagonista de la subasta caritativa amfAR

BVLGARI AMFARHemos recordado, en múltiples ocasiones, que la presencia de Bvlgari en eventos caritativos no conoce fronteras, y nuevamente la Casa de alta joyería y relojería de origen romano sorprende con la realización de la Edición de amfAR, que reúne a los protagonistas del cine y pantalla grande más importantes del planeta en torno a una subasta caritativa para combatir la enfermedad del SIDA.

Dicho evento tuvo lugar en Cap-Eden-Roc, Francia y, además de incluir la participación de músicos y performance de talla excepcional, la aparición de las celebridades deslumbró gracias al nivel artístico de Bvlgari. La subasta comenzó y Simon de Pury fue el encargado de llevar las acciones, asimismo personalidades  como Sharon Stone, Jessica Chastain, Milla Jovovich, Luke Evans, Leonardo DiCaprio, Justin Bieber, John Travolta y Adrien Brody, gozaron de la presencia de Carla Bruni-Sarkozy, quien cumplió a cabalidad con su papel de Embajadora de Bvlgari.

BVLGARI AMFARAsimismo, para esta ocasión, Bvlgari donó un collar de alta joyería de la colección Serpenti, misma que estuvo compuesta por una aquamarina de más de 13 quilates, y rodeada por un pavé de diamantes excepcional. Esta mítica pieza de joyería cuenta la historia de Cleopatra cuando visitó a Julio César en Roma, esto en el año 46 a.C, pues Elizabeth Taylor, casi dos siglos de historia más tarde, encargó a Bvlgari la creación de una colección que pudiera portar tanto en la cinta (en la que interpretaría a Cleopatra, como fuera del largometraje.

La historia de Liz Taylor solidifica la comunión de Bvlgari con Hollywood y la historia del cine, es por ello que un par de piezas de propiedad de Elizabeth fueron puestas a subasta, promoviendo con ello la noble causa a favor de la caridad. Al término de la misma podemos comentar que comenzó con un valor inicial de 150,000 euros, no obstante el éxito rotundo elevó la cifra hasta los 400,000 euros, siendo Justin Bieber, quien finalmente se quedara con la pieza para posteriormente entregársela a su madre.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: