Breguet reverdece su historia…

BreguetEste pasado 10 de noviembre, Montres Breguet ha dado a conocer un par de adquisiciones por parte de la manufactura para recuperar dos referencias históricas de la Maison. Tras los planes de reintegración de piezas Breguet al museo, Nicolas Hayek ha ido reincorporando al patrimonio de la Casa piezas realmente importantes, y lo ha hecho por el camino adecuado, subastando y pujando por ellas para cuidar el patrimonio de Breguet y garantizarlo a las siguientes generaciones.

En esta ocasión hablamos de la referencia N.1135, que fuera el primer guardatiempo de la Casa con escape libre, patente que realizó el mismo Abraham. Asimismo, una segunda pieza lleva el número 1576, reloj de bolsillo que utilizara solo una manecilla para medir las horas y minutos, y que fue vendido a

N. 1576

un agente de la marca en San Petersburgo. Se estima que de éste ejemplar se realizaron 700 relojes, mismos que

utilizaban una caja de oro o plata, pero que además eran tremendamente funcionales y de simple lectura.

Finalmente debemos enfocar nuestra atención en el primero, el número 1135, pues fue, de acuerdo a los archivos la pieza pionera en incluir el “natural échappement”. Construido por el gran maestro Abraham-Louis Breguet (1747-1823) bajo la denominación de escape ‘natural’. El maestro Breguet conocía perfectamente el funcionamiento de los dos tipos de escape mas utilizados en la época: ancora y gatillo, y al buscar lo mejor de ambos. Breguet construye en 1789 el escape Natural.

De esta pieza se realizaron alrededor de 30 piezas, por lo que su exclusividad, y al tratarse del primer instrumento con dicho escape, su valor ha sido bien valorado. El total de las piezas llegó a una suma de 519,000 francos suizos, mismos que fueron pujados por Marc. A. Hayek, Presidente y CEO de Breguet.

Breguet  No. 1335

Breguet No. 1335

¿Cómo funciona?

Se debe asegurar una impulsión en cada alternancia, por lo que se necesitan dos ruedas de escape que giren en sentido inverso la una de la otra. En cada alternancia el volante desplaza el ancora para liberar una u otra rueda de escape. Después de esta liberación otra de las clavijas cae sobre las alas del eje del volante y transmiten la impulsión. De forma instantánea el rodaje queda bloqueado, dejando al volante recorrer su arco de oscilación suplementario.

 

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: