Breguet por y para Only Watch

La sexta edición de esta subasta benéfica organizada por el Príncipe Alberto II de Mónaco que, cada dos años convoca a la industria relojera en torno a una BREGUETiniciativa de alto valor humano, contará –nuevamente– con la presencia de Breguet.

Marc A. Hayek ha renovado su apoyo a Only Watch de cara a la sexta edición de este evento bienal, y para ello ha destinado una pieza única de su cronógrafo Type XXI, propuesto por primera y única ocasión en platino.

En Watches World hemos dedicado un importante número de editoriales con relación al evento, razón que obedece a la intención de ayudar a comunicar desde nuestra “trinchera periodística relojera” por el bien de la sociedad, específicamente golpeada debido a la incurable distrofia muscular progresiva, también conocida como distrofia muscular de Duchenne, enfermedad hereditaria que afecta a un número importante de personas en el planeta, mayoritariamente del sexo femenino al encontrarse asociada al cromosoma X.

Type XXI Only Watch

Debemos recordar la historia del emblemático Type XX de Breguet, colección que fue encargada por el Ejército Francés a fin de contar con un cronógrafo de pulsera de alta confiabilidad, mismo que se fabricó en 1935 y que continuó equipando a las fuerzas aéreas y navales –como parte de su instrumental estándar– de aquel país desde el 54 hasta la década de los 70.

Breguet-Type-XXI-3813-Only-Watch-2015

El calibre que da vida a la pieza es el 584Q/1 una evolución mecánica del crono emblemático, pero que ahora cuenta con una luneta r¡giratoria bidireccional, función de retorno en vuelo (flyback) y que late a la precisa frecuencia de 4 Hz. Construido en caja de platino de 42 mm de diámetro, la carátula gris pizarra en tonalidad mate es única y exclusiva para Only Watch, y presenta números arábigos tratados con Super-LumiNova®. El conjunto se abrazará a la muñeca gracias a una correa de piel de becerro envejecida, en alusión a los relojes clásicos de los pilotos franceses de los años 50.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: