Breguet, El Gran Mecenas de Louvre

BREGUET LOUVREGeneralmente modificamos y entendemos de diferente manera los encabezados cuando a esta redacción llegan comunicados de prensa, pero en esta ocasión hemos decidido dejar intacta la frase y potencia que le invitó a usted, estimado y culto lector, a aterrizar en estas letras.

La razón es básicamente la que se explica en esas seis palabras, y es que el arte como parte de la cultura y lo mágico de la creación e innovación acompaña la historia de Breguet desde el momento justo de su creación, esto allá por 1775. Abraham-Louis Breguet, quizá el relojero más capaz de todos los tiempos, creador del torbellino y de muchas otras mejoras para la precisión, incluidas la espiral con curva Breguet y su mecanismo de parachute, no solamente gozaba de una gran creatividad y materia gris capaces de elevar la complejidad relojera al máximo para favorecer la precisión o la belleza de las piezas, sino que también poseía una clientela exclusiva y entusiasta que fungía como la principal promotora de sus futuras concepciones.

Museo del Louvre

Museo del Louvre

Así pues, la mezcla que vivió Breguet en aquellos tiempos podría conocerse como un mecenazgo horológico que hoy atesoramos con entusiasmo y damos gracias a quienes indirectamente sembraron ideas y resultados en la mente de este genio relojero. Hoy tenemos el privilegio de compartir el previo a la noticia de una cobertura que será amplia, muy extensa pero puntual gracias a que esta redacción ha sido invitada a presenciar, junto con Marc A. Hayek, CEO de Montres Breguet, el importante mecenazgo que la manufactura ha concedido al museo más importante de arte en el planeta: Louvre.

El 17 de junio se llevará a cabo el evento en el cual Marc Hayek recibirá a una selecta lista de invitados, entre personalidades, clientes y prensa especializada. Dicha celebración, en calidad de privada, contará también con el canto de la soprano Polina Pasztircsák. El mecenazgo y cuidado de Breguet para las obras del Gran Louvre, contabiliza millones de euros a partir de su surgimiento desde el 2009, muestra del compromiso con la cultura, su sociedad y los artistas que habitan esta majestuosa galería.

 

Breguet no solo continúa sus esfuerzos para apoyar la cultura europea, sino que refuerza también sus lazos con el Museo del Louvre. En 1802, Abraham-Louis Breguet tuvo el honor de presentar sus obras maestras en el Louvre, en el marco de la segunda Exposición de los productos de la industria, años más tarde, Vivant Denon, el primer “jefe” del Louvre y lejano predecesor de Jean-Luc Martinez, adquirió un reloj Breguet con repetidor y un péndulo de cerámica, comprados en 1810 y 1811, respectivamente.

Entre la colección de objetos de arte del Louvre pertenecientes al siglo XVIII, se encuentra también un gran conjunto de relojes que contiene hermosas creaciones de Breguet, legadas en parte por la viuda del industrial lionés Claudius Côteen 1961. Pero la fuerte conexión entre las dos entidades se debe sobre todo a la exposición de 2009, organizada por iniciativa de Henri Loyrette —el entonces presidente ejecutivo del Louvre— bajo el título de “Breguet en el Louvre. Un apogeo de la relojería europea”.

Felicitamos a Breguet y agradecemos a su división en México, encabezada por Lorena Combe, por compartir esta información con Watches World con motivo de la reapertura de las salas de objetos de arte del siglo XVIII, contribuyendo así al esplendor mundial de sus fabulosas colecciones, Breguet, El Gran Mecenas de Louvre.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: