Bell & Ross se pone navideño…

BELL ROSSNo cabe duda que la virtud principal de una marca es su espíritu y la creatividad que puede proponer en cada uno de sus productos. Es así que Bell & Ross puede realizar prácticamente cualquier tipo de pieza para cumplir con una temporalidad dada, sea de San Valentín, Día de las Madres o, incluso, Navidad.

Es así que llega a nuestra redacción la potencia del diseño y la originalidad de su estructura geométrica en caja de oro rosa de 18 quilates con carátula semidesnuda, negra y tridimensional, mientras que su movimiento mecánico automático ejecutará las  funciones y exhibición de las horas, minutos, segundos, fechador y reserva de marcha. Asimismo, la pieza se abraza a la muñeca mediante una correa de piel de cocodrilo color negro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin duda una pieza de belleza extrema que no deja nada a la imaginación, o bueno casi nada, puesto que su limitación a 99 piezas hará que muchos de nosotros solo la podamos ver en sueños…

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: