Bell & Ross, consiente a sus coleccionistas neoyorquinos

Captura de pantalla 2014-05-07 a la(s) 15.36.36

La conexión y el lazo que se forma entre un reloj y la muñeca, es el mismo que motiva a la marca a fortalecer y consentir a sus aficionados, gente que ama las piezas de Bell & Ross y que continúa impulsando a Bruno Belamich y Carlos Rosillo a través de esta aventura horológica que se mudo del avión a la muñeca.

Es así como se forman las historias, gracias a sus apasionados directivos que privilegian el trato amable y puntual, dando seguimiento  a las experiencias de compra que algunos de ellos ya ejercieron, pero que probablemente repetirán en algún momento de su vida.

El íntimo evento tuvo lugar el pasado 5 de mayo, y el motivo principal fue agradecer la confianza de quienes depositan en Bell & Ross su esperanza para llegar siempre puntuales, pasión genuina por un concepto relojero que se interesa en Estados Unidos al mismo tiempo que afianza su popularidad en este territorio gracias a la Dirección de Stacie Orloff, Presidente de la marca para América. La velada llegó a su fin no sin antes extender un brindis a la selecta lista de invitados y dar paso al reconocimiento de la colección 2014 presentada en la pasada feria de Baselworld 2014.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: