BALL Watch y su Embajador Extremo

La lista de Embajadores es interminable, cada marca o producto en el mercado necesita de una cara y una estrategia de posicionamiento, pero en realidad la selección y la convergencia de las líneas paralelas: ADN de la marca y valores que profesa el atleta, artista, científico o celebridad, resultan las características más importantes.

BALL Watch ha comprometido su espíritu relojero a buscar siempre la excelencia; sus cajas antimagéticas y resistentes a los golpes, así como su totalidad de mecanismos certificados por el COSC, su nivel de hermeticidad extremo y la luminosidad autónoma  garantizada para proveer una excelente lectura sin importar la cantidad o calidad de la luz natural o artificial, son elementos que desafían las prestaciones ofrecidas por las demás firmas relojeras y la elevan a competir por los récords de precisión y funcionalidad.

Dicho esto, debemos suponer que el Embajador que porte un reloj BALL, deberá sincronizarse con el espíritu de la marca, y la respuesta es prácticamente inmejorable: Guillaume Néry, buceador profesional nacido en Francia, que cuenta con apenas 31 años de edad y que ha roto en numerosas ocasiones el récord francés de descenso de peso constante (Constant Weight freediving CWT), te preguntarás –”¿Qué es esto?”-, pues consiste en descender el mayor número de metros sin ayuda de cuerda auxiliar, se puede impulsar mediante una monoaleta o el uso de los brazos, pero no se debe cambiar el lastre para ayudar al descenso ni auxiliarse en el ascenso desprendiéndose de él. Dicha disciplina está catalogada dentro de las más importantes del buceo de APNEA, y resulta –también– sumamente peligrosa y difícil de completar.

“Thanks to an extreme concentration, I managed to cut myself off and ignored the poor weather conditions. It’s probably my biggest satisfaction from this div e!”: Guillaume Néry, BALL Watch Ambassador.

“Thanks to an extreme concentration, I managed to cut myself off and ignored the poor weather conditions. It’s probably my biggest satisfaction from this div e!”: Guillaume Néry, BALL Watch Ambassador.

Dicho esto, pasemos al récord recientemente registrado por nuestro temerario personaje, ¡124 metros! Profundidad suficiente para batir el mejor registro francés de todos los tiempos, que servirá de preparación para conseguir la mayor profundidad mundial: 126 metros en posesión de Alexey Molchanov. Guillaume Néry completó la inmersión en un tiempo de 3 minutos y 28 segundos, lo que hace suponer una enorme preparación, concentración y, al mismo tiempo, depende de las condiciones naturales del océano.

La fecha de la competencia World Championship se acerca (15 de septiembre – 22 de septiembre del 2013), y será desarrollada en Kalamata, Grecia. BALL Watch acompañará a su Embajador durante su defensa como campeón del mundo en CWT, y se encuentra muy positivo de equipar la muñeca del próximo poseedor del récord mundial, explorando juntos los confines del océano y lo límites de la capacidad humana, así como los de la tecnología.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: