Autos y relojes, cortesía de “Lange”

¿Qué fue primero, el reloj o el automóvil?, la relojería mecánica, muy a pesar del minúsculo tamaño de sus componentes, se adelantó al motor de combustión interna por más de un siglo de historia, probablemente por la necesidad que se tenía de conocer el tiempo, y debido a que  si bien no existía un vehículo capaz de transformar la energía de un combustible para generar su propio desplazamiento, otros medios de transporte como el ferrocarril, o los carruajes y carretas, invadían las calles de las grandes ciudades.

Curiosamente, este viaje a través del tiempo, nos regresa a la actualidad de manera constante, pues se trata de dos universos sumamente similares, que mediante funciones mecánicas trabajan sin cesar para entregar el mejor desempeño. Las similitudes entre la Alta Relojería y la mecánica automotriz de vanguardia, convergen una vez más al estilo de Sajonia, que dedica una de sus piezas relojeras más importantes a la más reciente edición del Concorso d´Eleganza Villa d´Este: el Lange 1 Time Zone.

Disfruta de un recorrido automotriz salpicado por las maravillas mecánicas del tiempo con sello A. Lange & Söhne

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: