Audemars Piguet, por el arte miamita

Recientemente platicamos con respecto a la asociación que Audemars Piguet realizó con la organización de Art Basel, su exposición en Basilea y en los sitios en los que encuentra eco y réplica. El eje fundamental de dicha iniciativa, responde al interés de la Manufactura por recuperar y atesorar los monumentos históricos contemporáneos que dan vida a la sociedad actual y que influyen directamente en esta generación.

Así ha comenzado el proyecto de atesoramiento y devolución del contenido cultural que el Miami Marine Stadium de 1967, trazado por el arquitecto Tomás Regalado, representa para los habitantes de la ciudad del Estado de Florida. Una fiesta y cena inaugural desarrolladas el pasado 5 de diciembre, coincide con la develación del proyecto “Curiosity”, una cabaña desarrollada por la dupla francesa Kolkoz, silueta misteriosa que dio lugar y una cálida recepción a los más de 1000 invitados, que se dieron cita para disfrutar de una velada iluminada tributo a aquello que vale la pena preservar: nuestros monumentos culturales.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: