Arte e innovación relojera en California, Breguet

No hay plazo que no se cumpla, y es que hace apenas unas semanas que adelantábamos la apertura de una de las muestras de relojería más extraordinarias del planeta que, en esta ocasión visitan el Continente Americano y una región fértil en innovación y creatividad, tal como lo era la mente de Abraham-Louis Breguet y su equipo de relojeros.

Abraham-Louis-Breguet

Así, la edad más brillante de la Casa, comandada por el mismo Breguet, exhibe una selección de 70 relojes de bolsillo, mesa o –incluso– de pulso, mismos que estarán disponibles al interior de la Legión de Honor en El Palacio de California.

Este pasado 16 de septiembre, la Casa relojera celebró su 240 aniversario con la apertura de este recinto en Estados Unidos, que representa la mayor exposición de relojes antiguos en la historia de la Maison. Asimismo, ésta estará disponible para cuantos asistentes deseen disfrutarla desde el 19 de septiembre, y hasta el 10 de enero de 2016.

El evento de apertura contó también con 300 invitados, de entre los que destacan miembros de la prensa, celebridades y personalidades de la cultura humana, quienes disfrutaron del patio de la Legión de Honor, y ante la vigilante mirada de El Pensador de Rodin.

“Es la primera vez que se presenta una retrospectiva sobre la obra de Abraham-Louis Breguet en un museo americano de tanto renombre. Sin duda, no es casualidad que el museo deseara incluir esta retrospectiva en su prestigioso programa. Qué mejor lugar que esta mítica ciudad de San Francisco para realzar la obra que probablemente en su época», afirma Marc A. Hayek. Fue tan revolucionaria como todas las innovaciones ideadas en la cercana Silicon Valley durante los últimos años. Nuevas soluciones técnicas, nuevas herramientas, nuevos usos que Breguet investigó durante toda su vida”: Marc A. Hayek, Presidente y CEO de Montres Breguet.

Para más información, le invitamos a recorrer la galería completa AQUÍ.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: