A. Lange & Söhne entrega edición especial

Llegó el día, uno muy especial para la marca de alta relojería con sede en Sajonia, Glashütte, y es que el pasado 25 de A. LANGE SOHNEmayo se llevó a cabo una de las entregas más esperadas del año por parte de la Manufactura, y sinónimo de su conexión natural con el arte de la mecánica automotriz, la conservación y el valor añadido que adquieren las piezas que están destinadas a prevalecer y atesorarse con forme pasa el tiempo.

A. LANGE SOHNEMuchos son los momentos en los que esta redacción recibe noticias con respecto a una subasta en la cual se entregó una pieza de A. Lange & Söhne con un valor muy superior al original, y ni siquiera han pasado una gran cantidad de años, es por ello que la relación entre el automóvil clásico bien conservado y sumamente “raro”, genera una conexión muy natural con un evento de lo más exclusivo en el planeta, es decir, el Concorso d´Eleganza Villa d´Este. Mismo que en su edición más reciente ha entregado el premio a “El Mejor de la Competencia” a un Maserati 450 s, que pertenece a Albert Spiess, quien ha sido galardonado con un Lange 1 Time Zone “Edición Como”.

El Lago de Como fue el sitio para que se llevara a cabo la ceremonia y noche de cocktail, mientras que en su discurso, Wilhelm Schmid se refirió a la relación que esta redacción ha venido apuntando a lo largo de los años: “Una utopía hoy. Algo natural mañana. Una leyenda después. El definir nuevos estándares con una actitud hacia el futuro es equivalente a definir iconos que con el paso del tiempo se convierten en leyendas”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Posterior a tres años de colaboración con el Concorso, A. Lange & Söhne no cesa, ni cesará de privilegiar el valor artístico de este tipo de piezas, automóviles, que como en sus quehaceres y procesos relojeros, obedecen a un sentir mucho más especial que el de la fabricación de un auto que te traslade de un punto a otro, o de un reloj que solamente te de la hora de forma precisa, es un instrumento que te define, y que solo se aprecia si se tiene el nivel cultural suficiente para admirarse con él, es decir, una historia detrás.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: