Le Jardin de Monsieur Li de Hermés, un refugio de serenidad

Screen shot 2015-05-18 at 8.00.23 PM

Jean-Claude Ellena.

Jean-Claude Ellena.

El escenario elegido por Hermés para presentar su nueva fragancia no podía ser mejor: La Casa del Lago en Chapultepec, un verdadero refugio dentro de la ajetreada Ciudad de México, un espacio que nos transportó sensorialmente, como solo la marca sabe hacerlo, a un jardín sereno que invita a la meditación tal como sucedió a su creador Jean-Claude Ellena en China dando origen a Le Jardin de Monsier Li.

Pero hagamos un recuento de esta exitosa “saga olfativa” de los Jardines de Hermés. En 2003, la marca presentó Un Jardin en Méditerranée, un eco al tema definido para aquel año: el Mediterráneo. El autor de este primer perfume jardín fue justamente Jean-Claude Ellena, que en esa época se convertía en el perfumista de la casa. Este jardín abrió paso a los siguientes en 2005, 2008 y 2011 respectivamente con: Un Jardin sur le Nil, Un Jardin après la Mousson y Un Jardin sur le Toit. La magia en cada uno de ellos es que Hermés logra fusionar su espíritu con el alma del lugar que lo inspira.

Un paseo sensorial

El tema que la Casa ha elegido para este año es el del “paseante”. Un concepto que define a la perfección a Jean-Claude Ellena, un nariz errante que en sus viajes descubre y captura la esencia de los lugares más fascinantes y los transforma en fragancias únicas. Ellena es un admirador de Oriente, en especial del país que proclama que “La vida comienza el día en que se empieza un jardín”. Efectivamente, para su másIMG_5668 reciente creación Jean-Claude viajó a China donde visitó muchos jardines y aunque cada uno de ellos era único, compartían un mismo idioma, fluido y preciso. Así que él creó su propio jardín. Un jardín imaginario inspirado por la fuerza simbólica de todos esos jardines. Un paraíso terrestre, en miniatura, a escala humana. Un lugar de retiro que permite meditar y honrar a los antepasados. Tal como los jardines chinos que solo se consideran terminados una vez que todos y cada uno de sus elementos han recibido un nombre, a este nuevo perfume jardín lo denominó Le Jardin de Monsieur Li.

Lo que transmite un aroma

El creador habla así de su obra: “Me acordé del olor de los estanques, del olor a jazmín, a piedra mojada, a ciruelo, del kumquat y del bambú gigante. Todo estaba ahí; tenía incluso a las carpas en los estanques, esperando tranquilamente a convertirse en centenarias. Los arbustos de los pimenteros de Sichuan tenían tantas espinas como los rosales, y las hojas exhalaban un olor limonado. Solo me quedaba componer ese nuevo jardín que contenía todos los demás”.

Como suele suceder con las creaciones de Hermés, a ésta se le agregó un elemento artístico mediante una brillante asociación con el artista chino contemporáneo Li Xin quien acompañó a Jean-Claude Ellena en esta travesía fantastica. Li realizó una pintura que ha quedado plasmada en la caja de Le Jardin de Monsieur Li, envolviendo, como si fuese un regalo, el frasco del perfume. Es un río de tinta ultragrís, sin principio ni fin. Es un paisaje secreto que emerge de la unión del papel, la tinta y el agua. Precisamente los elementos que inspiraron el perfume se unen para protegerlo.

El cuadro original pintado por Li Xin.

En un eco a la naturaleza y a la tradición, corona el estuche e ilumina el frasco un amarillo imperial matizado con un verde crudo, ácido y anisado. Le Jardin de Monsieur Li nos regala una fragancia que flota en el aire, que nos envuelve y nos lleva de paseo a ese jardín que solo existe en nuestra imaginación.

Acerca de 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Escribir me apasiona tanto como la alta relojería con su preciso y encantador tic-tac.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: