“No hay crisis relojera”: Rick De La Croix

Es un hombre de negocios, inquieto, en constante búsqueda por el siguiente cambio en el negocio que él conoce y ha ayudado a formar, es Rick.

Muchas marcas están diciendo que hay crisis, pero este momento es un cambio real del consumidor. Hoy en día el joven no está motivado, no está mirando la televisión. Está en línea, y el primer paso es entender este movimiento para abrazarlo y no sentirse amenazado.

En el marco de la primer junta desarrollada por el Grupo como tal, las marcas que lleva Attila Distribution Group en nuestro país han sido invitadas a dar una cátedra del momento que vive la relojería y el lujo en México. Y dentro de estas actividades los máximos directivos de T.W. Steel, HUBLOT, Zenith, Gucci (relojería y joyería), Graham y, por supuesto Bomberg*, han brindado un amplio conocimiento y mensaje positivo a socios estratégicos, representantes de joyerías, departamentales y vendedores.

¿Quién es Rick De La Croix?

Es un hombre que aprendió de la horología cuando se libraba la crisis del cuarzo, y ha ayudado a solidificar el crecimiento y participación de jugadores fundamentales como: HUBLOT, TAG Heuer en algunos países de Latinoamérica, Zenith, Graham y demás. Hoy menciona que “el problema no es México, sí otros países de la región, e incluso Europa en consecuencia de un turismo golpeado por ataques terroristas”. Pero ante los retos siempre existirán oportunidades y él sabe aprovecharlas…

Watches World: ¿Qué ha cambiado de la operación en los últimos años?

Rick De La Croix: Principalmente el consumidor, el mensaje ya no se busca en los medios tradicionales; antes la gente buscaba su reloj en las revistas, periódico, televisión y radio… Hoy este sujeto está olvidando la experiencia al interior de las tiendas. Ya no mira en departamentales y sueña con obtenerlo, pero se siente atraído por la potencia de una marca de renombre que encuentra en su estilo de vida.

WW: Esta mutación del cliente a uno más conectado, ¿determinaría que Bomberg diera la bienvenida a los relojes inteligentes?

R.D.C: Nunca digas no, pero mi idea es que nosotros convertimos un reloj en un accesorio. No compras un HUBLOT, un Rolex para encontrar la hora. Esto tiene un significado para darte a conocer en tu grupo social, es un mensaje.

WW: ¿Cómo te fue en Basilea el último año?

R.D.C: Yo espero que la gente trate mi marca como yo la trato, pero no es el caso… Basilea no es hoy en día la plataforma que era hace 10 años. Creo que es bueno para conocer a la gente, para tratar con ellos, pero hay mucha presión de los grupos, las marcas escasean y la gente no acude en la cantidad en la que lo hacía… Por otra parte, enseñas un reloj que estará disponible 5 meses más tarde.

WW: ¿De dónde surge la incorporación de Nicky Jam a la familia Bomberg?

R.D.C: De la necesidad de acercarse a la gente, de transmitirle un sentido de pertenencia orgánico y emocional. La música es un camino ideal, y en este caso las audiencias que toca Nicky Jam son los clientes del futuro.

WW: ¿Entonces cuál es el camino para crecer?

R.D.C: Cuando menciono que no hay crisis relojera es porque Grupo Fossil factura 3 billones de dólares anuales, Daniel Wellington es un negocio que supera los 170 millones… La razón es básica: no obedecen a lo convencional, están vendiendo on-line a precios accesibles. Hemos sido muy cuidadosos y demasiado católicos en conservar la venta tradicional a través de nuestros socios históricos sin urgirles en la necesidad de modificar el mensaje y las plataformas, pero ellos se están dando cuenta que están perdiendo mercado, porque el joven no está entrando a las joyerías o centros comerciales como antes…

WW: Tu negocio básicamente está a la mitad del camino, entre la marca y el punto de venta, ¿cómo hacer para trabajar con un e-commerce responsable e incluyente con todos los involucrados?

R.D.C: El distribuidor va a morir, es una realidad, seremos dinosaurios en los próximos años si no nos reinventamos. Yo invertí en mi marca hace algunos años, y estoy buscando robustecer el “e-com”. Se tienen otros gastos en este renglón, pero no se tiene que dar una utilidad tan grande al distribuidor. Es un mercado voraz, dinámico y global, si tú estás durmiendo cuando alguien desea comprar un reloj, quizá el cliente lo consiga un punto de venta en Nueva York, sin importar si estás en México o en China.

WW: Se dice que Rick De La Croix está dos pasos adelante de lo que vendrá, ¿cuáles son estos ahora mismo?

R.D.C: Sobrevivir con la realidad. Entender que no estamos en crisis, buscar adaptarse al cambio de mercadeo y tendencias; ya está probado que los canales de distribución están siendo insuficientes, obsoletos. Yo tengo seis boutiques de relojes que tienen caídas de 40% en los últimos años no porque la marca no sea fuerte, sino porque la gente ya no está entrando al shopping mall. Busco además estar al pendiente de las respuestas para ayudar a quienes trabajan conmigo, tengo 120 personas a mi cargo y afortunadamente el Grupo más grande del lujo que me respalda, pero debo estar pendiente de las señales para tomar buenas decisiones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

WW: Hace cinco años creaste Bomberg, ¿cuántos golpes de timón has dado para enderezar el barco?

R.D.C: Muchos, tenemos una fortaleza en México muy buena, pero necesitamos crecer a nivel mundial.

WW: Hablando de Attila, tienes socios, marcas que representas, ¿cuáles son los principales retos y la realidad de las marcas que tienes en distribución?

R.D.C: Cada marca tiene un reto, todas te esperan en Basilea pensando que vas a comprar. Yo no soy mago, gano mi dinero en la compra y la venta, no gano si la marca sube en notoriedad. Muchas marcas independientes están sufriendo, y no se sabe si en el mercado van a sobrevivir los siguientes seis meses. Zenith tiene un reto, quiere hacer un 360 con Biver detrás de ello, pero no es fácil en tiempos como éste.

WW: ¿Estás buscando adicionar nuevas marcas a tu portafolio?

R.D.C: Hay una o dos con las que estamos en contacto, tienen ambición y el dinero para invertir, pero creen que México es “El Dorado” y no es así. Se necesita tiempo, se necesita confianza y correr riesgos en la misma proporción que el distribuidor.

WW: ¿Qué perfil de marca crees que pueda funcionar?

R.D.C: Evidentemente mi percepción con respecto al volumen ha cambiado, cuando miras lo que vende Michael Kors, por ejemplo. Es otro tipo de negocio, pero que están llegando al gusto de los millennials, uno de los mercados más buscados por la mayoría de nosotros.

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: