La mente detrás de Bomberg México: Carlos Balderas

México fue el primer mercado donde Bomberg se lanza en grande en el mundo, una marca con un nombre definitivamente atractivo, que llama la atención de muchos, tanto de juventudes como de coleccionistas de relojes personales para uso diario; tanto relojes suizos con mecanismos como inventiva en ciertos casos extrema como el mismo Skull Rider, enfocado a los motociclistas. Hoy han entrado al país dejando una huella indeleble en los aparadores de joyerías y departamentales.

La estrategia mundial ha sido buena, pero la de México se ha vuelto en ejemplo. Carlos Balderas, Director actual de la marca, dio los primeros pasos con ella y su mente le ha permitido crecer a lugares impensables hace seis años que se creó. Tanto que hoy es considerada por número de ventas en relojería fina en el país dentro de las primeras cinco marcas y, si vemos en posicionamiento, simplemente hay que ver quién trae un Bomberg para comprender a un fanático de la marca.

Hoy ha convertido la marca en una verdadera insignia que además se fusiona con la cultura y los gustos de los clientes, los estilos de vida o el reconocimiento de sus raíces, como la versatilidad que pueden llevar sus relojes. Skull Rider vuelve a ser ejemplo, tanto para la moto –única marca con este accesorio–, para la leontina como reloj de bolsillo o en el pulso.

Watches World:  ¿Cómo va Bomberg en México?

Carlos Balderas: Muy bien, es una marca que empezó como nicho y cada vez ha ido creciendo un poco más. Digamos, que en su segmento que está considerado como reloj fino por lo que, en estadística de ventas estamos en el 5to lugar. Entonces, adelante de muchas marcas de muchos años, etc… Esto nos da un muy buen indicador, buen impulso para seguir adelante. La gente, normalmente, los clientes que tenemos se casan con la marca. No es un cliente de una vez, normalmente repiten, son apasionados de Bomberg y siempre están ávidos de encontrar novedades.

WW: Una vez que tienes un Bomberg, te conviertes en fanático. ¿Y eso pasó a nivel mundial?

CB: Sí, exactamente. Bomberg no es una marca de muchos años. Realmente empezó en 2012, en diciembre. Inició en México que fue el mercado de lanzamiento y esto también nos pone en un lugar competitivo. Al mismo tiempo el público mexicano la aceptó de manera increíble. Hoy en día existen más de 35 países e igual es el mismo efecto, tipo bola de nieve. Como te decía, es más un tema del cliente que adopta, no es que se compra, se adopta un reloj Bomberg o un accesorio y se convierte en portavoz de la marca.

WW: Buen récord, 6 años y 35 países. Bomberg casi casi llegó como una bomba y explotó… Y creo que el diseño ha sido artífice de ello.

CB: Claro, mira, el diseño de la marca ha tenido la evolución de menos a más. Hoy en día es una firma que siempre ha sido basada en Suiza, en Neuchâtel. Ya desde hace unos años somos 100% Swiss Made. Todos los diseños son hechos en casa desde Bomberg de Suiza. Rick de la Croix, el creador y propietario, es precisamente quien tiene mucha influencia en la parte estética del producto. Él trata de plasmar ahí muchas de las cosas que le gustan y Bomberg tiene su lado rebelde, lo plasma muy bien, la magia reside en que ese tipo de gusto se comparte en un gran número de personas.

También te puede interesar   Bomberg presenta dos nuevas colecciones en Baselworld 2018

WW: Sus relojes con la corona a las 12 flanqueada por los pulsadores en los cronos es un sello de la marca…

CB: Sí, como bien dices. El tipo de corona y de pulsadores a las 12 horas no es precisamente un diseño propio de Bomberg. El bullhead, como se le llama, nació en los sesenta. Y después un poco estuvo perdido. Luego Bomberg buscó hacer algo diferente a lo que había en ese momento en la oferta, digamos, de relojes que había en el momento en el mercado. La corona impulsó esta parte de arriba, con un diseño muy ergonómico, un poco curvo. Ha ido evolucionando y esto ha gustado a la gente.

WW: ¿Cómo han diseñado piezas que realmente les unen con México?

CB: Bomberg funciona muy bien con las ediciones limitadas. La primera  que sacamos fue de una calavera de azúcar. Fue el reloj más alto en la gama de precios que tenemos y funcionó muy bien porque precisamente conectaba de manera cultural la pieza con el consumidor mexicano. Después han salido otras piezas un poco para glorificar las culturas alrededor del mundo. Una figura fuerte, que impone algo de respeto. Hicimos una pieza inspirada en una cobra, igual es un animal que impone respeto, temor. Basado en esto, en 2016 se hizo una pieza del águila mexicana porque se había hecho una pieza de halcón para los países árabes, básicamente un animal de adoración, de la buena suerte y la fortuna.

WW: ¿Y también hay una para los estados de nuestro país no?

CB: Exacto, se hizo una edición, de 32 piezas por los 32 estados hoy en día. Y funcionó, se vendió al momento. Después, el año pasado en un viaje que hice en Oaxaca, que no tiene nada que ver con el tema Huichol, la región, pero por el tema de artesanía observamos y llevé a Suiza unas piezas con este sentido como de regalo a los diseñadores de Bomberg. Y bueno, es gente que aprecia muy buen este tipo de arte, este tipo de trabajo minucioso. Así que les pedí que propusiéramos una referencia en este sentido. Si bien no algo Huichol, inspiración Huichol, aclaro.

Todo esto es un tema muy mexicano, como lo desarrollado con José Cuervo y una edición especial con un empaque especial para desarrollar 300 piezas que se vendieron en 2 meses.  La gente lo sigue pidiendo. Hicimos una producción limitada y ya, nada más, los primeros que compraron, los primeros que la tuvieron.

WW: ¿Cuánto te tardas desde que tienes la idea, le presentas la idea a Bomberg para que hagan tu idea y te entreguen las piezas?

CB: Ya teniendo la idea, digamos, mandamos un primer brief, ellos la desarrollan, más o menos en un mes ellos te mandan respuesta. Teniendo aprobado el proyecto, tarda más o menos 4 meses en punto de venta.

WW: También hemos visto que te metiste al mundo de las motocicletas. Ninguna otra marca había penetrado de la manera como tú lo hiciste en el mundo del custom. ¿De dónde salió la idea?

CB: Empezó hace años, pero hace 4 años más inició el desarrollo. Mandé varias fotos de cómo poner accesorios para poner en bicicleta, no en moto tanto, como ponen teléfonos, pero para poner el reloj. Lo envié a los diseñadores, lo estuvieron trabajando, pero se perdió la continuidad. Pero el año pasado el Skull Rider, un reloj inspirado 100% en motociclismo.

También te puede interesar   RADO Portraits of Time, la colección 2017 ya está en México

Entonces es una edición muy a este estilo: calaveras con alas, un motor tipo V-Twin. Y bueno, teniendo ya el accesorio desarrollado pudimos avanzar más rápido. Después en esto, hablando con Rick, pensamos en ¿por qué no damos una Harley-Davidson customizada?

WW: ¿Regalo con compra otra vez? Uno entre 50 tiene grandes posibilidades…

CB: Exacto, regalo con compra, pero este regalo va a hacer un concurso entre 50 clientes. Y uno entre cincuenta es una posibilidad muy buena. Vimos la idea con Harley-Davidson Mexico y les encantó el proyecto. Nosotros les dimos penetración en otro tipo de segmento, otro tipo de clientes, dándoles una visibilidad en un segmento alto. Trabajamos en conjunto realmente para el diseño de la moto…

WW: ¿Cuánto tiempo para realizar la moto? Me imagino que fueron meses de trabajo, porque todo fue diseño de Harley-Davidson

CB: Sí, sí, fueron meses. De hecho el diseño, como la moto tiene el sello de Harley-Davidson Custom Culture, entonces fueron ellos quienes la realizaron; escogieron las partes, colores etcétera. Ellos pidieron hacerla estilo Bobber. Me presentaron unas propuestas de pintura, pusimos elementos en la mesa, como la aerografía y el color verde, que es el más emblemático de Skullrider. Y así llegamos a la pieza, al diseño final. Y hoy en día la moto es una joya. La ves en la calle y todo el mundo queda impactado. El trabajo total constó de 4 meses de planeación y construcción del ejemplar.

WW: Y el reloj súper versátil…

CB: Con el Skull Rider es precisamente eso, una versatilidad inherente a la colección Bolt 68 porque es un reloj con base sistema de bayoneta, que está patentado. Lo puedes desprender del pulso, lo puedes pasar a un reloj de bolsillo, también lo puedes pasar al escritorio. Tenemos accesorios para ello. Y, con esta nueva ejecución ahora tu reloj puede estar montado en la motocicleta, un reloj de moto con calibre automático. Está probado el accesorio a la vibración, se probó en Suiza, en varias partes de Europa durante más de 3 mil kilómetros y el reloj no tuvo problemas.

Fue una alianza increíble. Fue una sinergia. Es algo a nivel local, a nivel México. Estamos hoy en día con algunos puntos de venta en sus tiendas. Desde chico me gustan mucho las motos. He andado en moto mucho. Y esto es realmente la unión perfecta.

WW: Es que se unió el mundo Bomberg con el mundo de las motos, lanzan una colección específicamente para riders de diferentes marcas. Y en México lo trabaja con una Harley-Davidson, lo cual es muy complicado debido a que ambas firmas deben coincidir en valores y calidad…

CB: Nosotros estamos más que agradecidos con la ayuda de Harley-Davidson, de haber confiado en nuestro proyecto. Al final creo que nos ha traído beneficios a todos. Y claro, trabajar es justo eso, fue algo para riders, para motociclistas. Bajarlo en México con Harley-Davidson es especial ya que es el top of mind de marcas de motociclismo.

WW: Y más es custom-made. Entonces es ejemplo único en la relojería hoy a nivel mundial es lo que se hizo en México con Bomberg y Harley-Davidson.

CB: Sí, claro, verás que sí. Y también este es un indicador para ir con Harley-Davidson, y decirles que es precisamente lo que nos pedían nuestros clientes. Clientes en tienda, en redes sociales, en los comentarios y mensajes que nos mandaban. Justo lo que decía, el cliente Bomberg es un cliente apasionado. El cliente de motos es más que apasionado, gente que lo lleva en su piel. Entonces este tipo de alianza fue muy orgánica, muy natural. Y la gente lo ha apreciado bastante bien.

También te puede interesar   Estas son las novedades de TAG Heuer en Baselworld 2018

WW: Muy bien. Volvamos rapidísimo a Bomberg. ¿Cuántos puntos de venta ya tiene en el país?

CB: Hoy día tenemos 84 POS con relojes y de esos estamos en 76 con relojes y joyería. Estamos incrementando y planeando expansión debido al espacio que necesita la joyería.

WW: Cada día vemos que crece y crece el entusiasmo en Suiza, sobre todo en la feria de Basilea por Bomberg. ¿Algo que nos puedes compartir en primicia todavía o nos esperamos a Basilea?

CB: Bueno, estamos trabajando bajo una nueva línea de joyería. El tema de Skull Rider ha funcionado de maravilla. Ha entrado en un nicho un poco inexplorado, de manera como el rider premium. Entonces, estamos trayendo una nueva propuesta, un nuevo material también para él que creemos que va a ser muy bien apreciado. Una nueva colección siempre Bomberg, hablando de la versatilidad.

WW: Eres el hombre Bomberg en este país. La estrategia ha sido tuya.

CB: Se puede decir que sí, porque la verdad hemos crecido juntos. Sólo en 2016, dentro del grupo me moví a otra marca. Y fue un año que estuve afuera y cuando regresé en 2017, fue que hicimos todos estos proyectos.

WW: ¿Cuántas familias tienes hoy en México a la venta de Bomberg?

CB: Hoy en día tenemos 3 familias.

WW: ¿Y tu segmento de precios? ¿Dónde empiezas?

CB: Lo que más se vende son piezas para la colección fuerte, que se ofrecen entre 20 mil y 25 mil pesos. Las ediciones limitadas alcanzan los 55 mil. Skull Rider es el tope de gama, por lo que alcanza los 70 mil pesos.

WW: ¿Qué viene hacia adelante? ¿Más ediciones especiales para México, para los mexicanos? ¿Más celebrities?, ¿o relojes con algunas personalidades que vengan a México?

CB: Bomberg continuará en la dirección del camino que ha sido exitoso en este mercado. México es un cliente muy apasionado de la marca y la manera de recompensarlo es ofreciendo ediciones especiales. Entonces, te adelanto un poquito, estamos pensando para hacer una pieza para sacarla en septiembre. Una producción bastante limitada, y también vamos a ofrecer un producto sumamente deseado.

Edición Bomberg Mexican Eagle 2016

WW: Sí, si es septiembre es México.

CB: Exacto, qué mejor mes para sacarlo que en septiembre…

Acerca de 

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: