El espíritu de una artesanía: Wilhelm Schmid

El espíritu de una artesanía: Wilhelm Schmid

WW-PRIMAVERA 2012. Un año especial en su participación, pues nunca habíamos apreciado tal despliegue de espíritu de marca a tan gran escala. Si bien su presencia siempre ha estado impregnada de los valores de la firma, hoy además se nota su sensibilidad hacia el mercado y el gran desarrollo de la empresa. Al entrar, nos sorprende una réplica de su nuevo Lange 1 Tourbillón Calendario Perpetuo de por lo menos dos metros de diámetro y tres de alto: impresionante, trabajando y marcando el segundo, minuto, hora, día y año, con exactitud en todas sus complicaciones. Un tributo a la misma pieza que este año trabajó la Manufactura para mostrarla al mundo relojero.

Ahí mismo, en ese lugar que se convierte en la embajada de la relojería de Glashütte en Ginebra, continuamos la charla con Schmid que habíamos iniciado en septiembre en la Ciudad de México.

 

Watches World:¿Cómo estuvo su visita a México en el 2011 y qué conclusión sacó del mercado?

Wilhelm Schmid: Fueron días muy agradables y muy productivos. Creo que la cultura relojera va creciendo y cada vez que regreso a este país, el desarrollo se ve claramente. Sin duda es un buen mercado, que además está en un buen momento.  Las personas en general muestran una gran educación relojera, y hay mucha cultura.  En mi paso por los puntos de venta noté que los vendedores saben bien de lo que hablan y demuestran un gran conocimiento al atender a los clientes, quienes también me dejaron muy bien impresionado por estar muy educados en relojería. Creo que la relojería y su papel en México está creciendo muchísimo, igual que la demanda.

WW: ¿Qué le parecieron los puntos de distribución? y ¿cómo es el servicio de la Manufactura?

WS: Muy buenos, de nivel internacional. Muchas veces no importa el tamaño, sino la calidad que despliegan al exhibir los productos.  Indiscutiblemente lo tienen todo. Nuestra garantía es internacional, y puedo asegurar que quien lleva uno de nuestros relojes a servicio, encontrará la más alta calidad.

WW: Hoy que nos encontramos en SIHH 2012, ¿cuál es su principal reto?

WS: Llegar aquí implica sorprender con creatividad y alta relojería, significa mantener el gran momento de nuestra casa, y ser constantes en el progreso.  Recuerde que nosotros estamos afuera de Suiza, de modo que cruzar la frontera nos toma más tiempo que a los que fabrican dentro de este territorio. Por lo tanto, debemos anticiparnos para llegar con todas nuestras piezas en fechas complicadas de fin e inicio de año.

WW: ¿Cuántos relojeros componen su Manufactura?

WS: En total somos 538 personas trabajando en la compañía, de las cuales 430 están en la Manufactura directamente en Glashütte, y de ellas la mitad son relojeros.

WW: ¿No les resulta complicado conseguir relojeros expertos?

WS: Tenemos nuestra propia escuela de relojeros, en la que desarrollamos su talento, les hacemos exámenes y les damos experiencia. Toma mucho tiempo llegar a ensamblar una gran pieza, pero luego de varios años hemos capacitado a los expertos que hacen finalmente nuestras piezas. Por eso garantizamos relojeros apasionados por la marca.

WW: Este año su tourbillon no se ve, ¿no abrieron la carátula?

WS: Efectivamente, este año pensamos en no mostrarlo.  Nuestra carátula es hermosa, tiene elegancia, balance, y sólo por ver el movimiento la ventana no es suficiente. Todo debe sumar a la pieza, que se ve magnífica así.

WW: ¿Qué mensaje puede enviar a sus coleccionistas mexicanos?

WS: Lo más importante es encontrar el espíritu de una colección, definir qué se desea transmitir con ella: si hay valor de alta relojería, y si se enfoca al gran arte relojero. Si se aprecia la artesanía que hay detrás de la construcción de un reloj,  el objetivo se ve al tener enfrente su colección.

“Nunca hay que decir no a nada, este año vemos este reloj con la perfección que deseamos”.

Wilhelm Schmid

Artículo escrito por Guillermo Lira

Lange Tourbillon Calendario Perpetuo

 Lange Tourbillon Calendario Perpetuo

Dos clásicas complicaciones se reúnen en la nueva obra maestra de A.Lange&Söhne. El impresionante diseño del Lange 1 Tourbillon Calendario Perpetuo, hace posible obtener información múltiple con una sola mirada. La genial disposición del calendario, así como la indicación de los meses alrededor de la carátula, son una muestra exquisita de la Haute Horlogerie de Glashütte.

Referencia: 720.025

Calibre: L082.1

Movimiento: de cuerda automática

Reserva de marcha: 50 h

No. de piezas: 624

Joyas: 68 (contrapivote de diamante)

Funciones: horas, minutos y pequeño segundero. Tourbillon con parada de segundero, calendario perpetuo, indicación del día, noche y fases de la Luna

Caja: 41.9 mm de platino / Cristal: zafiro por ambos lados

Carátula: plata rodiada / Agujas: oro rodinizado

Correa: de piel de cocodrilo en color negro

Limitada a 100 ejemplares.

Acerca de 

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: