175 años de Hermès

WW-OTOÑO 2012. Basarse en la herencia y en la pasión por una idea, ha sido siempre garantía de éxito a futuro. Hermès cumple 175 años como marca especializada en artículos de lujo desde que Thierry Hermès hiciera su primer arnés de piel en 1837.  En 1912 la piel y el reloj se unieron para siempre cuando la bisnieta de Thierry, Jacqueline Hermès, lució  un reloj de bolsillo con un brazalete que lo sostenía en su muñeca cubriendo toda la caja del reloj.  Hoy, a 100 años de ese invento, la marca está más viva que nunca  y mostrando una energía muy especial, pues este año celebra la creación de su primer movimiento propio: el H1837, en el reloj Dressage y el H1912, en el Arceau.

“Éste es un gran paso para nosotros, ya que ahora podremos poco a poco incluir algunas complicaciones a este movimiento”, me comentó Luc Perramond, CEO de La Montre Hermès, quien con orgullo también presentaba en Suiza a toda la prensa y distribuidores mundiales su nueva creación.  El movimiento está hecho por Vaucher Movement Manufacture, de la que Hermès es dueño de una parte importante: “Escogimos el Dressage por ser un reloj que nos identifica y debido a que es muy clásico por la forma en que la correa rodea al reloj”, me dice Perramond poniéndoselo en el pulso. No había tenido oportunidad de conocerlo, pero les comento que es un ejecutivo carismático que muestra gran pasión por los relojes. Si hay un Mr. Montre Hermès es él: impactante personalidad, notable afabilidad y gran conversador.

Hasta hoy, el talento de Hermès se basaba en presentar piezas de alta creatividad, que medían las horas como ninguna otra marca lo había planteado, con ideas sencillas pero con lecturas que nos encantaban pues sus manecillas y números siempre mostraban sorpresas por la forma en que funcionaban.  Actualmente, la firma presenta un bello movimiento: 193 piezas, 28 joyas, que late a 28,800 vibraciones por hora, 50 horas de reserva de marcha y doble barrilete. Además, ofrece un elegante terminado con la H de Hermès grabada en la masa oscilante y parte del movimiento, lo que imprime un toque único al reloj.

Se presenta con segundero pequeño a las 12 h y calendario en acero y en oro rosa, así como una versión limitada a 175 piezas en oro rosa con la carátula en grafito mate, en honor al aniversario de la compañía.

Sin duda todo lo aprendido en Hermès viene a generar este nuevo movimiento, del que quizá dentro de 100 años digan: “hace un siglo iniciamos esta aventura”, y presentarán sus nuevas creaciones festejando otro aniversario. Lo que es una realidad es que fundado en nuevas ideas y fuertes pasiones, es como sobresalen las creaciones de la mente que las gesta, tal como lo mencionaba en otra ocasión con respecto a la empresa editorial que iniciara mi abuelo y que hoy me permite escribirle estas letras.  Ha sido un gusto conocer la rica historia de Hermès y la nueva era comandada por Luc Perramond. Le invito a seguir descubriéndola en estas páginas relojeras, que con todo entusiasmo elaboramos para usted.

Manuel Mejía.

Calibre H1837

Calibre H1837

Calibre H1837

Acerca de 

Fundador de Watches World y varias publicaciones impresas, programas de radio y televisión.
Ha escrito durante 14 años sobre relojería, entrevistando a los ejecutivos más notables y dueños de las casas relojeras.
Fundador de medios impresos dedicados a la relojería de alto nivel. Recurrente visitante de las famosas ferias relojeras de Ginebra y Basilea en Suiza.
Viajero incansable, periodista de vocación y amante de los autos, motocicletas y relojes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: