Los nuevos materiales

Metales preciosos, ¿qué otra forma de hacer un reloj?, ¿dónde más urdir la artesanía del relojero y elaborar la maquinaria especial para toda la vida? Hemos presenciado la manera en que en los últimos años la relojería ha aumentado su búsqueda de nuevos materiales, y cómo hoy es palpable el uso de ellos. Según los que saben, en la próxima década la revolución de materiales será contundente. Sin embargo, toda evolución va acompañada de la aceptación colectiva, que hoy pide sólo materiales que signifiquen una aportación para los relojeros, así como una herramienta de progreso y no un arma de mercado. Aun cuando hemos visto a muchos bautizar materiales, el metal precioso lo seguirá siendo pues además de su brillo, añade exactitud y durabilidad a nuestros apreciados guardatiempos.  El mercado ha preferido el metal especial, el mejor acero, oro, platino, etcétera, y no sólo para la relojería, sino hasta para los servicios monetarios. Otro ejemplo: le aseguro que no hay caucho tan bueno para el contacto con el cuerpo humano como el que hoy se emplea para las correas de los relojes.  Actualmente, la creciente relojería merece lo mejor que la naturaleza puede ofrecerle, y si bien la producción va en aumento, también es palpable su mejora y su valor en el mercado. En última instancia, son las personas quienes aprecian la gran carga emocional que implica medir el tiempo. Es por ello que al escuchar a los que saben, no dudamos en afirmar: bienvenidos todos los metales que engrandezcan la función relojera y complementen a los relojes que hoy nos hacen ver girar al mundo.

Amigo lector, esta edición es muy representativa para Watches World, ya que hemos publicado 444 páginas y nuestro equipo cuenta con una energía superior a la reserva de marcha de todos, es decir, estamos dedicados las 24 horas a hacer de Watches World uno de los mejores lugares en donde la relojería viva y sea apreciada, donde lo que realiza cada una de las personas que hace vibrar a quienes tienen el gusto de adquirir uno de los relojes que hoy se producen, sea celebrado día con día. Nos encontramos en etapa de plena consolidación, la cual debemos en parte a nuestros anunciantes. Hay un número que muchos consideran perfecto, y en base al cual muchos otros han fundado grandes estructuras: el número tres.  Precisamente estamos entrando en nuestro tercer año, con todo el entusiasmo para cimentar el futuro, pues estamos seguros que lo comprobará en nuestra cada día más amplia distribución, en el intenso trabajo editorial que cotidianamente emprendemos y en la dedicación de todos por entregarle las páginas de alta relojería con la mejor calidad de imprenta. Gracias, le aseguramos que nos comprometemos a perfeccionar lo hecho, tal como la relojería nos lo demuestra con sus piezas cada día más sorprendentes.

 

-Los editores-

Acerca de 

…Ya entendería yo, con cada pieza de alta relojería, que la mayor parte de lo que llamamos extraordinario se disfruta sin percatarse del paso del tiempo, pero mirando el reloj.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: